Un abrigo solidario para los pibes de Almafuerte II

La colecta para un merendero convocó a los neuquinos.

Neuquén.- Trece bolsones de ropa de abrigo, 60 pares de zapatillas, 40 pares de medias, bufandas, frazadas, juegos de mesa, útiles escolares, pañales y cajas de leche en polvo fue el resultado de la colecta solidaria que realizaron ayer en forma conjunta LU5, Veteranos de Guerra de Malvinas, Red Solidaria Comahue, Fundación del Banco Provincia del Neuquén, Techo y la Iglesia Adventista.

Ayer, durante cinco horas (entre las 10 y las 15), gran cantidad de vecinos de la ciudad se acercaron hasta el Cine Teatro Español para entregar su aporte que será destinado a más de 80 chicos que asisten todos los días al merendero La Casita de Don Raúl, ubicado en el barrio Almafuerte II en el oeste de la ciudad.
Alberto Campora, integrante de Red Solidaria Comahue, explicó que ayer estuvieron dedicados a esta campaña que buscaba primordialmente juntar ropa de abrigo. "Estamos muy contentos porque la gente siempre colabora y especialmente cuando hace frío", indicó.

Durante las horas que duró la colecta, los integrantes de la ONG Techo se encargaron de separar la ropa según las edades para cuando la semana próxima se las lleven a los chicos del merendero.
Mientras recibía una bolsa con pulóveres donada por una vecina, Erwin Vazquez, uno de los veteranos de Malvinas, comentó que además ellos siempre están dispuestos a recaudar ropa para los que necesitan por lo que reciben donaciones durante todo el año en el Parque Central.

El merendero funciona en una pequeña vivienda, ubicada en la manzana 6 calle 6 de Almafuerte II donde hasta su muerte residía Raúl. Unos años antes, Raúl vivía en la calle y fueron los veteranos quienes lo ayudaron con la construcción de su casa. Según comentaron, los chicos del barrio estaban acostumbrados a visitarlo para ver la televisión.

Con el fallecimiento de Raúl, los veteranos decidieron crear un merendero en el que primero tomaban la leche unos 20 chicos y en la actualidad asisten más de 80. Una de las voluntarias, Gabriela Peralta, señaló que los días en que realizan un ropero, la cantidad de chicos supera los 140.

La participación espontánea

La solidaridad neuquina se hizo presente ayer en el Cine Teatro Español no sólo con las donaciones que efectuaron los vecinos de la ciudad.

Fueron muchas las manos que ayer, mientras se extendió la colecta, colaboraron para tejer pequeños cuadrados de lana que posteriormente se unirán para conformar frazadas.

Incluso se pudo observar a muchos vecinos que pasaban por el frente del cine teatro sobre la Avenida Argentina que se enteraban de la propuesta, frenaban su andar y ayudaban tejiendo un cuadrado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído