Un empate que no se festeja

ante el puntero. Independiente ganaba 2-0, pero terminó masticando bronca porque Alvarado se lo igualó. El Rojo sigue en una instancia delicada en la zona del sur.

Sofía Ibañez

ibanezs@lmneuquen.com.ar

Neuquén. A los hinchas que llegaron a La Chacra con el partido andando se les dibujaba una sonrisa cuando consultaban el resultado. Independiente, acostumbrado a sufrir, en 8 minutos le ganaba 1-0 a Alvarado, el puntero de la zona 1 del Federal A, y a los 18, la ventaja era de dos goles. Pero como ante Villa Mitre, le tocó ser protagonista de una remontada, ahora fue espectador del empate del Matador. El Rojo no supo sostener la victoria y el 2-2 final terminó siendo justo.

Desde el arranque, los neuquinos hicieron sentir la localía tomando la iniciativa en la creación del juego y bien equilibrado de mitad de cancha hacia atrás.

Te puede interesar...

El bajito Marcos Vergara, el pibe de Centenario que venía de redondear una buena actuación una semana atrás en su primer partido como titular, sorprendió de entrada a toda la defensa rival, ganando en las alturas con un cabezazo al ángulo del segundo palo de Matías Degrá.

Y minutos más tarde, tras una pincelada de Álvaro Klusener para Sebastián Jeldres, llegó el penal a favor del Rojo. Germán Mendoza tomó de la camiseta al delantero neuquino y el capitán Manolo Berra, desde los 12 pasos marcó el 2-0.

Alvarado, absorto, tendió a los pelotazos para acercarse al arco de Arregui, quien, a los 24 minutos, respondió bien ante un remate de Rodrigo Depetris, pero dio rebote, toda la defensa local durmió y Emiliano López definió en soledad. 2 a 1. Con la lluvia presente en los últimos 15 minutos de la etapa, Independiente tuvo una clarísima cuando Jeldres volvió a dejar pagando a su defensor pero no pudo en el mano a mano ante Degrá.

En el complemento, Alvarado fue más incisivo y a los 10 minutos llegó la igualdad: dos cabezazos dentro del área y la pelota quedó boyando para la revancha de Depetris.

Con el 2-2, el partido fue otro, porque Independiente buscó sin encontrar el camino y el Matador, firmaba el empate, pero también tenía resto para ir por el triunfo. En definitiva, al Rojo se le escaparon dos puntos más y su situación no mejora en el campeonato.

Berra: “Hay que trabajar, seguir confiado, pero hay que mejorar"

El capitán Manolo Berra dio su veredicto después de ir ganando 2-0 ante Alvarado y terminar con un empate 2-2. “Hay que mejorar o nos vamos a complicar solos”, sentenció el volante del Rojo, afligido por los puntos que se le escaparon al equipo jugando en La Chacra.

“Triste, porque volvemos a cometer errores que nos definen los partidos. Cada vez tenemos menos margen, si no mejoramos nos vamos a complicar solos”, expresó el experimentado mediocampista.

Hace cuatro partidos que el Rojo no pierde, pero tres de ellos fueron empates y, en particular, dos de local. Sumó 6 unidades de las últimas 12 posibles y en casa, 7 en 5 partidos disputados.

A diferencia del partido ante Villa Mitre, frente a Alvarado el Rojo entró con otro carácter, convencido de poder imponer su juego y buscar la victoria. Lo raro, quizás, es que no esperaba que llegue tan pronto y por dos goles de diferencia.

11° En la próxima fecha, el Rojo visitará a Deportivo Roca, en el Luis Maiolino

“Arrancamos bien, pero bueno…”, sostuvo Manolo, con algo de bronca, y continuó: “Nos tenemos que creer que podemos hacer dos goles, nos sorprendió hasta nosotros mismos ir en ventaja con el puntero de la zona. Hay que trabajar, seguir confiando, pero hay que mejorar”, afirmó el capitán.

El próximo fin de semana (el viernes o el sábado), se jugará la 11° fecha y el Rojo visitará a Deportivo Roca. Por cómo se está dando el torneo, es un rival directo para esquivarle a los últimos lugares de la zona, al igual que Cipolletti, que visita a Alvarado el viernes a las 21 en Mar del Plata.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído