Un nuevo ecosistema bajo los hielos de la Antártida

Son cuevas subterráneas donde vivirían especies desconocidas.

Que en este mundo está todo inventado y conocido es una gran mentira. Varios son los lugares que aún no fueron precisados por el ojo humano y esconden cosas e historias inimaginables. Ahora se sumó otro caso de una “zona perdida” que, de a poco, se pretenderá entender, y consigo podría traer varias especies de animales y plantas aún extrañas para nosotros. Se trata de un sistema de cuevas subterráneas que hay justo debajo de los hielos perennes de la Antártida.

La directora de la investigación, Ceridwen Fraser, de la Australian National University, sostuvo que las cavidades, excavadas por el vapor de volcanes activos, pueden llegar a estar hasta a 25 grados de temperatura, lo que aumenta las posibilidades de que todo un ecosistema de flora y fauna esté prosperando bajo la superficie helada.

El estudio se llevó a cabo en el monte Erebus, un volcán activo situado en la isla de Ross y que cuenta con un extenso sistema de cuevas subterráneas, algunas de las cuales fueron visitadas por los investigadores.

Durante la exploración, los científicos analizaron muestras del suelo y encontraron en él intrigantes muestras de ADN. Material genético procedente, en su mayor parte, de algas, musgos y algunos pequeños animales. Pero no todas las secuencias de ADN pudieron ser identificadas, lo que podría indicar la presencia de especies totalmente nuevas.

“Los resultados de este estudio nos dan una tentadora idea de que podría haber algo vivo bajo los hielos de la Antártida, incluso podría tratarse de nuevos animales y plantas. El siguiente paso es ir allí, echar un buen vistazo y ver si somos capaces de encontrar comunidades viviendo bajo los hielos”, afirmó Fraser.

A pesar de las bajísimas temperaturas que reinan en el continente blanco, la directora cree que el calor que emana de los volcanes podría convertir esas cuevas subterráneas en lugares muy hospitalarios, lo suficientemente calientes como “para pasear cómodamente en camiseta”, y además están iluminados por la luz que se filtra a través del propio hielo.

Por su parte, Charles Lee, de la Universidad neozelandesa de Waikato, afirmó que existen muchos otros volcanes en la Antártida, por lo que los sistemas de cuevas subglaciales podrían ser bastante comunes. Se estima que hay más de 15 volcanes en el continente que están activos en la actualidad, o que muestran evidencias de haberlo estado muy recientemente. Y nuevos volcanes se descubrirán continuamente.

Se encontraron muestras de ADN que no pudieron ser identificadas con animales y plantas ya conocidas.

Los osos cambian el salmón por la baya

En el refugio de Vida Silvestre de Kodiak, en Alaska, un grupo de científicos descubrió que los ríos estaban repletos de salmones y no había osos en el entorno. Estos últimos estaban, en cambio, en las praderas, atiborrándose de bayas. Los investigadores de la Universidad de Oregón y de la Universidad de Montana (ambas de Estados Unidos) aseguraron que el fruto había adelantado su maduración coincidiendo con el pico de la migración del salmón. Esto generaría el incremento en número de este tipo de peces, que, además, provoca una fertilización en el ecosistema.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído