A dos semanas de su implementación, siguen las largas colas para cargar la SUBE

Todos los días la fila es de más de una cuadra. En la ciudad sólo hay tres puntos para realizar el descuento escolar.

La imagen se repite todos los días en San Martín 579, donde todavía funciona la oficina de la tarjeta Monedero. Decenas de vecinos forman una larga fila durante todo el día y allí esperan horas para poder comprar y recargar la SUBE. Hay quienes esperan su turno para tramitar el descuento escolar o trasladar el saldo de la Monedero. A casi dos semanas de su vigencia única, sin convivir con la antigua tarjeta, todavía el nuevo Sistema Único de Boleto Electrónico supone un inconveniente para muchos vecinos de Neuquén.

La presencia de pocos centros de recarga en la ciudad significa que algunos sean los más concurridos y, por consecuencia, que la gente esté esperando varias horas para ser atendida. A eso se suma que los trámites para acceder a los descuentos escolares no se realizan en cualquier kiosco sino sólo en tres puntos de la ciudad: además del local en la calle San Martín, en la Terminal de Ómnibus y en la Delegación El Progreso.

"Ya vine tres veces para poder hacerle el trámite escolar a mi hijo, pero me fui porque era imposible. Vivo en la zona del Aeropuerto, así que tengo que venir sí o sí al centro, no queda otra. Hasta ahora no se ve el cambio", contó una de las mujeres, quien ya llevaba dos horas esperando. Además, contó que en los kioscos "cargan de a veinte pesos", por lo que todos los días tiene que asistir a los centros de recarga. Otro hombre, un poco más paciente, a pesar de llevar una hora en la fila, se mostró de acuerdo con el cambio de tarjeta y manifestó que la espera era "sólo una vez" ya que luego podrá cargar la tarjeta en cualquier lugar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído