"Alcancé el teléfono y pude llamar a mi hija"

Irma fue una de las afectadas del incendio. Fue asistida por problemas respiratorios.

Neuquén.- Cuando Irma llegó al edificio, el portero le mostró su foto en el diario y recordaron la escena, entre la tensión y las bromas.

"Me llevaban entre dos, uno de arriba y otros de las piernas", dijo ella. "Sí, yo te vi en la tele con los dos; parecía que no los querías soltar", aportó un vecino que llevaba un gran perro negro con una correa. "Salí en el noticiero con las patitas colgando", bromeó la mujer, que vive en un monoambiente en el séptimo piso.

Irma recordó que, al sentir el olor a humo, pensó que se le estaba quemando un repasador. Abrió la puerta para ver lo que estaba pasando y el humo oscuro inundó su departamento. "Se me puso todo negro, apenas alcancé a ver el teléfono para llamar a mi hija", señaló.

Como era imposible transitar por los pasillos, se quedó dentro de su casa con la cabeza asomada por la ventana y un abanico para ventilarse. "Realmente no la pasé mal, pero estuve muy mareada", indicó.

Irma sintió mareos y mucho ardor en los ojos. Fue asistida con oxígeno y afortunadamente hoy ya se encuentra mucho mejor.

Cada vez le costaba más respirar, pero la mujer prefirió obedecer el consejo del portero, que le dijo que no funcionaban los ascensores, y se quedó esperando a los bomberos. Irma bajó un tramo auxiliada por un rescatista y en los pisos más bajos la ayudaron dos personas porque el humo era más intenso.

La mujer destacó que fue atendida enseguida por el personal del SIEN. Una enfermera le colocó un brazalete amarillo que indicaba el código de su lesión y le colocó una mascarilla de oxígeno. Con la respiración pausada y tranquila, Irma logró superar el mareo, aunque aún sentía el escozor del humo en los ojos.

"Hicieron un trabajo extraordinario", enfatizó, y aclaró que la trasladaron primero a una camilla y luego a una silla, donde le colocaron suero. "Me tomaron la presión como cuatro veces", destacó.

Pechi apuntó a los consorcios

El intendente Horacio Quiroga aseguró ayer que el Municipio tiene que hacer cumplir las normas en los edificios de la ciudad de Neuquén, pero que son los consorcios y los vecinos en sí quienes deben velar por su propia seguridad.

"En términos generales, no hemos tenido grandes problemas por la falta de seguridad. Pero hay que apelar a la responsabilidad de los consorcios también", expresó el intendente a LU5.
"Hay una total falta de responsabilidad de la gente respecto de los problemas de sus propias viviendas", expresó Quiroga y agregó: "Antes hay que tomar las medidas para evitar que haya un incendio y para eso, los que viven son ustedes, que deben asegurarse su propia seguridad".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído