Alcohol cero: los taxistas exigen que los controlen

El gremio pide sanciones más duras. Es a raíz del caso del conductor borracho del fin de semana pasado.

Neuquén.- El Sindicato de Peones de Taxis de Neuquén solicitó que el municipio capitalino incorpore un alcoholímetro exclusivo para controlar a los trabajadores del transporte público. El pedido llegó luego de que se conociera que un taxista registró un dosaje de 5,45 gramos de alcohol en sangre.

Eduardo Lira, titular del gremio, aseguró a LM Neuquén que si bien los casos de choferes alcoholizados son "esporádicos", como se hacen públicos, "afectan a todos los trabajadores que hacen las cosas bien". Por eso es que elevaron el planteo al Ejecutivo neuquino. "Queremos que la gente confíe en los choferes y se sienta segura cuando sube a un taxi", agregó.

El Sindicato de Peones de Taxis mantuvo ayer una reunión con el subsecretario de Transporte y Tránsito, Fernando Palladino, para oficializar el planteo. La idea es que se hagan inspecciones sorpresa durante las 24 horas para que "se sepa que no todos los taxistas son iguales", afirmó Lira.

El dirigente recordó que en 2011 ya habían hecho una solicitud similar, pero como no estaba en el presupuesto del Municipio no se adquirió, y el cambio de gestión sepultó el reclamo.

1500 choferes manejan los taxis de esta localidad.

El número refleja la cantidad de peones y propietarios de unos 750 taxis y 410 remises que prestan el servicio neuquino.

El viernes último, durante un control de tránsito un taxista registró diez veces más de alcohol en sangre de lo permitido para un ciudadano común (0,5 g/l). Los choferes profesionales deben tener cero presencia de alcohol cuando manejan, estén en horario de trabajo o no. Al profesional infraccionado se le quitó la licencia de conducir y quedó detenido.

"De forma esporádica aparece un taxista manejando borracho y, como está en todos los medios, parece que fuésemos todos los que manejamos igual. Es injusto". Eduardo Lira. Secretario general del Sindicato de Peones de Taxis de Neuquén

Antecedentes

El antecedente más cercano ocurrió en enero, cuando los inspectores de tránsito de la ciudad detuvieron a una taxista conduciendo con 4 gramos de alcohol en sangre. En esa oportunidad también se le retuvo el auto, se le quitó el carnet de conducir y se la inhabilitó a manejar y ejercer su profesión por dos años.
Desde la Asociación de Propietarios de Taxis, Darío Grassi se mostró de acuerdo con el planteo realizado por el sindicato de peones.

De todas formas, se quejó porque todos acusan a los taxistas y "sin embargo a cada hora se ve gente manejando mientras toma alcohol y nadie hace nada". "Estamos cansados de hacer las denuncias y que no pase nada", alertó.

Este jueves se trata en el Concejo Deliberante el proyecto de tolerancia cero para alcohol y drogas al volante. En caso de aprobarse, ningún conductor podrá dar positivo a estos productos. Caso contrario será sancionado con fuertes multas. Así se avanza de a poco sobre el alcohol al volante.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído