El clima en Neuquén

icon
29° Temp
28% Hum
LMNeuquen Aluminé

Aluminé cambió su situación sanitaria en una semana

Ahora los esfuerzos se centran en contener cuatro focos COVID que surgieron a partir de un caso asintomático no detectado.

Aluminé transita por estas horas una situación de alerta en la comunidad. Es que por un caso asintomático no detectado que ocurrió durante octubre, la realidad de la localidad cambió en cuestión de una semana y ahora registran más de 75 contagios y tienen alrededor de 200 personas aisladas. Las autoridades evalúan el paso de las horas para saber si eventualmente realizarán un cerco sanitario y cerrarán el pueblo.

En diálogo con LU5, el intendente de Aluminé, Gabriel Álamo, explicó que el brote del virus se debió a un caso no detectado que cursó la enfermedad durante el pasado octubre. “Lo que venimos hablando con la directora del hospital, es que de los casos que tuvimos en octubre hubo un contagio que no fue identificado en su momento y que después derivó en otros contagios. Es decir: algún caso asintomático que venía transitando la enfermedad sin síntomas y por lo tanto haciendo la vida normal dentro de la normalidad que teníamos, empezó a generar otros contagios”, expresó.

Te puede interesar...

Hasta hace ocho días, Aluminé que tiene una población de alrededor de siete mil habitantes, contaba con un caso activo y algunos en estudio que recién en el trascurso de la semana pasada empezaron a dar positivo. “En una semana hemos aumentado la cantidad de casos y hoy tenemos 77 casos activos en la localidad, que es muchísimo para Aluminé", dijo Álamo.

“La verdad que estamos en una situación compleja, difícil. Estamos expectantes también en cuanto a lo que viene; trabajando con el equipo del hospital local con mucho esfuerzo para tratar de achicar esta curva. Y hablando mucho hacia la comunidad, pidiendo responsabilidad”, recalcó.

Sobre los focos donde se registran los mayores contagios el intendente comentó que tienen cuatro conglomerados identificados. “Uno está en Gendarmería, que tiene alrededor de 10 casos, otro en una iglesia evangélica y otros dos en familias muy numerosas. Lo que nos permite tener un margen de tranquilidad”, expresó.

Cabe destacar que de los 77 casos activos que se registraban hasta este sábado al mediodía, cuatro vecinos fueron internados; 3 en Zapala y uno en Aluminé. El resto, afortunadamente, está transitando la enfermedad en su domicilio en buen estado de salud. También cuentan con 200 vecinos aislados por haber sido contacto estrecho de los positivos.

Sobre las medidas que debieron tomar para frenar la ola del virus, Álamo comentó que se encuentran de asueto administrativo con alcance bancario y que los comercios permanecen abiertos, pero que prohibieron otras actividades. Para este sábado por la noche está prevista una reunión del comité de emergencias, que evaluará la aplicación de nuevas medidas para detener el avance de la enfermedad.

“Por el momento quedaron suspendidas todas las actividades grupales, como las religiosas, deportivas y algunas actividades sociales que se podían realizar en el marco de la normalidad que teníamos”.

En relación a la posibilidad de cerrar el pueblo a los ingresos, el intendente subrayó la importancia de las reuniones que tendrán en el transcurso de hoy. “Vamos a evaluar, a escuchar las sugerencias de las autoridades sanitarias, son decisiones que iremos viendo en el día a día. Van a ser claves las próximas horas”, concluyó.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

53.571428571429% Me interesa
3.5714285714286% Me gusta
0% Me da igual
10.714285714286% Me aburre
32.142857142857% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario