Amparo para que remedien contaminación en La Sirena

Con un amparo ambiental, la Defensoría del Pueblo de Neuquén procura poner freno a los constantes desbordes cloacales en el barrio La Sirena que ya tienen hartos a los vecinos.

Neuquén
Con un amparo ambiental, la Defensoría del Pueblo de Neuquén procura poner freno a los constantes desbordes cloacales en el barrio La Sirena que ya tienen hartos a los vecinos.

La semana pasada, la acción fue promovida contra la municipalidad de Neuquén y el Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) en el fuero civil.

Entre otros aspectos, propone un estudio íntegro y una evaluación del impacto ambiental en el sector para determinar la contaminación existente.

El titular de la Defensoría, Ricardo Riva, firmó el amparo con el presidente de la comisión vecinal, Luis Forestier, y el vecino Néstor Podio. También participó Silvio Baggio, abogado del organismo.

El hecho se originó el pasado 7 de julio, cuando líquidos cloacales salieron a la superficie por las bocas de las cámaras de red y alcantarillas, sobre calle Saavedra en la intersección con Francisco Armas e Intendente Carro. Tal situación inundó calles, espacios públicos, viviendas y generó olores nauseabundos a lo largo de seis cuadras.

En la exposición se informa que el origen de tal contaminación estaría en la ruptura de la colectora cloacal principal que va por calle Anaya, a la altura de Labrín, que si bien se había reparado, luego se obstruyó en diversos puntos del recorrido, motivando los desbordes mencionados.

Cuando ocurrió el incidente, durante varios días el EPAS derivó los efluentes hacia el canal Saavedra para evitar daños en viviendas, medida que igualmente afectó gravemente el curso de agua.

Agrega la presentación que la omisión para resolver en forma inmediata el problema que ocasiona daños a los vecinos lesiona derechos de incidencia colectiva de todos los habitantes de la ciudad, hecho que da fundamento a la legitimación activa del defensor del Pueblo para recomponer la situación en base al mandato constitucional. En ese sentido, acota que, de persistir la contaminación, se perpetúa la lesión al derecho constitucional de vivir en un ambiente sano y sustentable.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído