Aseguran que Lucas murió de un disparo en la cabeza

Determinar si se trata de un suicidio o de un homicidio será ahora la principal tarea para los forenses que ya están en Bariloche.

Pasan las horas y todavía no hay muchas precisiones con respecto al cuerpo hallado en la zona de Circunvalación, en inmediaciones de la Ruta 40.

En medio de una maraña de dudas, se confirmó que el cadáver tendría el uniforme, que presentaba un disparo en el cráneo y que la pistola reglamentaria apareció a pocos centímetros del cuerpo, tal como fue confirmado por una fuente judicial.

Sin embargo, todo es materia de investigación y de pericias. Un equipo forense ya llegó desde Buenos Aires a Bariloche y hoy comenzarán a realizar las primeras pericias.

Claro, la confirmación sobre la identidad no llegará hasta que el juez Bernardo Campana y el fiscal Martín Govetto tengan certezas que se trata de Lucas Muñoz. Y eso sólo lo harán con un certificado que acredite la identidad y que lleve la firma de los peritos forenses.

El cuerpo fue hallado ayer a la tarde por efectivos del grupo COER en esa zona, aunque los abogados y la familia mantienen la hipótesis que fue "plantado" ya que ayer todos los rastrillajes habían dado negativos.

¿Suicidio o crimen?

Para los especialistas no resultará demasiado difícil determinar si el cuerpo permanece en el lugar desde el 14 de julio o bien -como sostienen los propios familiares- fue “plantado”. Tampoco será difícil establecer si se trató de un suicidio o de un crimen.

Para determinar si se trató de un suicidio los estudios de restos nitrados (pólvora) en el arma, en el rostro y en la mano serán determinantes para abonar esa hipótesis. La “fauna cadaverica” también será determinante para saber el tiempo que lleva en lugar y el momento en el que se habría producido el deceso.

De no hallarse esos elementos que resultan básicos ante un hecho de esas características, estaríamos hablando de un homicidio por lo que allí la investigación apuntaría en otro sentido.

La previa

Para los investigadores resulta determinante saber qué hizo Lucas Muñoz -de 25 años- en las horas previas a su muerte. Para ello será crucial el desarrollo de las comunicaciones telefónicas del celular del joven policía, pero también el cruce con el resto de los equipos de sus compañeros que fueron investigados hace pocos días.

También se habla de una charla telefónica con su novia que sería sustancial para establecer un conflicto que al parecer resultaba "de magnitud" para él y para su entorno, en especial el policial.

Pero todas son hipótesis que de una u otra manera se verán fortalecidas o se derrumbarán en las próximas horas.

Por ahora, lo importante es determinar las circunstancias en la cuales murió el joven policía y que desató una grave crisis institucional dentro de la Policía de Río Negro y que golpea de manera directa al gobierno de Alberto Weretilneck. (ANB)

Fuente: ANBariloche

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído