Bergoglio se hace notar

Jorge Bergoglio dio otro golpe de efecto en el corazón de la Iglesia: designó ayer a un laico (es decir, una persona que no está consagrada a la vida religiosa) para comandar el gigantesco aparato de comunicación vaticana.

Se trata del periodista italiano Paolo Ruffi ni, que estrenará el flamante dicasterio (el equivalente a un ministerio en el entorno papal). Es la primera vez que la curia vaticana cede poder a alguien que no es cardenal.

Te puede interesar...

No es un hecho casual lo que hizo un Papa que se desvela por transformar cada uno de sus movimientos en un acto de comunicación efectista y, a la vez, irritante para la “vieja” Iglesia que ha ido desmontando de la burocracia vaticana nada más ser entronizado como Francisco.

El periodista designado por Bergoglio viene a terminar con los escándalos de su antecesor (quien reveló información reservada del anterior papa, Joseph Ratzinger), pero también a “comunicar” una Iglesia que viene perdiendo terreno tanto en credibilidad como en seguidores.

El pontífice ha roto ya varios moldes dentro de la Iglesia católica (como la drástica reforma de lo que se conocía como el Banco Vaticano), pero el de la comunicación no es un aspecto menor, toda vez que servirá para trabajar la imagen de una curia –la actual– cada vez más poblada de prelados designados por Bergoglio y claramente alineados a su mirada crítica de la Iglesia tradicional.

La tarea de Francisco genera tanto rechazo como entusiasmo. Como en todo sitio de poder, los apegos nublan la mirada; y la oposición a su pontificado es muy fuerte.

Sin embargo, nada le ha torcido aún el norte que parece tener trazado y que, al parecer, seguirá provocando más de una sorpresa entre propios y extraños.

Por primera vez, un laico estará a cargo de un dicasterio, equivalente a un ministerio en el entorno papal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído