Bronca vecinal por los picos de tensión en Las Perlas

Los vecinos de Costa Esperanza aseguran que ya se les quemaron 250 electrodomésticos.

Los vecinos de Las Perlas siguen sin obtener soluciones por los problemas en las precarias líneas eléctricas que suministran energía a los distintos barrios, en su gran mayoría clandestinas por la falta de conexiones domiciliarias, más allá de que el paraje debiera estar contemplado en la concesión del servicio de distribución.

Hasta ahora, los vecinos del barrio Costa Esperanza llevan contabilizados más de 250 artefactos quemados por las altas y bajas en la tensión, y ante la falta de respuestas a su reclamo, pedirán una audiencia con Tortoriello para que accione ante Edersa.

Desde principio de mes, en ese sector de Las Perlas se cansaron de ser ellos mismos los que realicen el servicio de mantenimiento en las líneas eléctricas que le correspondería hacer al Estado o a la distribuidora Edersa. El escenario en la zona es complejo, porque sólo las 33 hectáreas están legalizadas y reciben luz "oficial". Sin embargo, este año tanto la compañía a cargo del servicio como el gobierno provincial anunciaron la regularización de la prestación, con un sistema que contemplaba pagos por energía en bloque que Edersa suministraba hasta el tendido del ingreso a Las Perlas. Los habitantes del lugar, sin embargo, siguen padeciendo los mismos problemas que en el pasado.
Según informó Jaime Flores, habitante de Costa Esperanza, la última reunión que mantuvieron con el delegado municipal Carlos Aimasso fue el miércoles 23. El funcionario se comprometió a buscar una solución momentánea a la quema de artefactos eléctricos por los picos de tensión.

Según relató el vecino, la lista de electrodomésticos quemados ascendió hasta el momento a los 250 artefactos debido a las bajas y altas de tensión. "Por las fallas eléctricas, una persona que arregla heladeras tiene acumuladas más de 35", expresó Flores.

El vecino agregó que tras el petitorio entregado en el último encuentro en la delegación municipal se pidió que se declare la emergencia eléctrica. "Sabemos que el problema está en el transformador que suministra la energía al barrio donde viven 120 familias", explicó. Flores relató que desde la empresa que suministra el servicio eléctrico no solucionan el problema, ya que al barrio se lo catalogó como toma, y que no reciben un servicio regularizado aunque cuando lo brindaba la cooperativa neuquina CALF los reconocía como barrio.

Todos los perlenses que perdieron electrodomésticos entregaron un informe de daños en las oficinas de Defensa del Consumidor, aunque creen que no se los reconocerán porque la conexión es irregular.
Flores reclamó una solución rápida dentro de la precariedad actual de la red que evite la variación de tensión, y que luego se trabaje para el traspaso definitivo de los tendidos una vez que el Municipio les transfiera sus tierras.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído