Cada año, las grúas recaudan más de 2 millones de pesos

El 60% es para las empresas y el 40% va al Municipio. Un negocio poco rentable.

Pablo Truffa
truffap@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Las dos grúas que a diario recorren las calles de esta ciudad embolsan más de dos millones de pesos por año, cifra que se desprende de las más de 7200 remociones que hacen durante los 12 meses. De ese total, el 60 por ciento se lo llevan las empresas concesionadas y el 40 por ciento restante queda para el Municipio.

La zona bancaria y las avenidas principales, Argentina y Olascoaga, siempre están a la cabeza porque son los espacios donde más se estaciona, sobre todo durante la mañana y las primeras horas de la tarde. Dejar el vehículo en las primeras dos cuadras de Juan B. Justo y en paradas de colectivos, invadir las sendas peatonales e impedir la salida de un garage particular son las principales causas por las que un auto termina siendo retirado en dos ruedas, a la espera de que el dueño deposite el dinero indicado para llevárselo nuevamente a su casa.

Desde el Municipio afirman que, ante la demanda y el incumplimiento de las leyes por quienes están al frente de un volante, hoy se necesitaría duplicar la flota. Dicen que el acarreo es fundamental para controlar el tránsito y más en esta ciudad, donde a diario se reciben llamados y quejas de los vecinos por gente que estaciona en lugares prohibidos. Sin embargo, aseguran que el negocio no es rentable y se quejan porque los concejales no avalan un aumento de la tarifa, estancada en $300 desde hace tres años. Lo ideal, para el Ejecutivo, es llevarla a los $500.

Números bajos

El año pasado se hicieron 7416 remociones y en lo que va de 2015 ya se efectuaron 7222, entre los autos que se levantan de la vía pública y los secuestros, tanto en operativos de alcoholemia como por abandono.

"Claramente esto no rinde", expresan por lo bajo varios funcionarios, quienes aclaran que el contrato es así por tres años y que no puede modificarse. Tampoco sería rentable municipalizarlo. Si bien nadie quiere detallar los motivos de esta decisión, hay quienes dicen que siempre conviene que esté en manos de privados porque así ganan todos y el servicio es más eficiente. "Una grúa municipal no es aconsejable, no funcionaría nunca", deslizó un inspector que camina a diario el centro de la ciudad.

Si bien los números se mantienen con el paso de los meses, nadie dudaría en afirmar que cuantas más grúas funcionen, más autos llegarían a los depósitos municipales, y por ende mayor sería la recaudación. Aunque también es cierto que nadie ingresa a un negocio si sabe que no va a ganar dinero.

El Pablo Escobar neuquino y una "loca" al volante

Cada caso tiene su historia, y de él pueden desprenderse varias situaciones de película. Al hablar con los inspectores salen anécdotas irrisorias, como la de un neuquino que, cansado de las multas, fue al Municipio a quejarse por la citación recibida del juez de faltas y a decir que él no era un delincuente. Lo calmaron, y cuando verificaron su situación, le saltaron multas que completaron ocho páginas. De ahí en más, lo apodaron el Pablo Escobar neuquino.

Otro hecho que está en la memoria de todos los empleados que trabajan en Perito Moreno y Bahía Blanca es el de una mujer de Río Negro que, sin anunciarse, entró al predio, se subió a su auto secuestrado y salió a las chapas. Cuando un policía quiso interponerse, intentó atropellarlo, rompió el portón de salida y se dio a la fuga.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído