LMNeuquen pandemia

"Combatimos la pandemia con mucha educación"

María Espinosa, intendenta de Las Lajas, explicó el trabajo que se hizo para frenar el pico de contagios que tuvo la ciudad. "Los vecinos respondieron", dijo.

Después de la ola de contagios y los temores y problemas que generó la pandemia del coronavirus, la ciudad de Las Lajas transita por estos días un panorama de normalidad casi absoluta.

La intendenta María Espinosa asegura que lograron frenar la expansión de la enfermedad por medidas preventivas tomadas a tiempo y gracias al apoyo de toda la comunidad.

Te puede interesar...

—¿Cómo se paró Las Lajas frente a la pandemia y, en especial, sobre los casos positivos que tuvieron?

Cuando todo esto comenzó, el gobierno nos dijo “váyanse a sus casas”, pero alguien se tenía que quedar, y nos quedamos nosotros viendo cómo podíamos darle seguridad a la gente que necesitaba. Lo hicimos muy a conciencia y también con el compromiso de la sociedad. Tomar las medidas preventivas, nos dijeron cuáles eran y nosotros las aceptamos y las cumplimos, y el aislamiento también. Controlamos los 14 casos, que al principio parecían muchísimos, que fueron de un solo caso, ya que eran todos de índole intrafamiliar y de amigos del primer positivo, no con el resto de la sociedad. Fueron controlados porque hubo mucha responsabilidad de las personas que fueron aisladas, que tuvieron que quedarse en sus hogares, y también de Salud Pública, que estuvo al pie de las circunstancias. También de los ciudadanos que respondieron acatando las disposiciones.

—¿Cuáles fueron los mecanismos instrumentados para presentarle batalla al virus que se había colado en la localidad?

Implementamos alternativas comunicacionales donde se fijó la premisa de que “esta pandemia la combatimos con educación y responsabilidad”. Otro paso eficaz fue sacar a las promotoras sociales a la calle, explicando la situación, el por qué del uso del barbijo, y porqué la distancia social, entre otras cosas. Yo creo que de esa forma nosotros combatimos, con mucha educación y llevando una información precisa a través de todos los mecanismos informativos.

—¿Cómo afectó el hecho de contar con tránsito internacional por la localidad, y más sabiendo de la gran cantidad de casos que había registrados en Chile?

Teníamos un problema más que el resto de la sociedad, que era el paso internacional Pino Hachado, que había sido declarado de libre circulación del virus. A la gente le había causado como un brote psicótico que el virus viajaba por los camiones, entonces estábamos todos los días con denuncias tanto a la Policía, a Gendarmería y a otras instituciones como el municipio. Cuando veían un camión, se alarmaban. Hasta que entendieron que no era así, que ni los camiones ni los camioneros trasladaban o esparcían el virus, y que los camioneros eran personas responsables, y que con todas las medidas preventivas, en el Paso Internacional, en los retenes donde se les tomaba la temperatura, se les hacía firmar una declaración jurada. Después, hicimos una ordenanza que era muy restrictiva. Los camiones no podían estacionar, directamente tenían que pasar, y nosotros los acompañábamos desde la ruta 40 hasta que salían de nuestra localidad, después nos dimos cuenta que no era el camino que teníamos que seguir.

image.png
"Combatimos la pandemia con mucha educación"

"Combatimos la pandemia con mucha educación"

—¿Cómo se adaptaron a la convivencia y a las consecuencias del virus?

Nos fuimos moviendo con respecto a lo que la pandemia y las normas nos dictaban. Teníamos que tener la cintura adecuada para hacer estos movimientos, no se podía hacer medidas si no acatábamos las disposiciones sanitarias como tenía que ser, porque era la gente que sabía de lo que estaba hablando. Sobre todo en un momento era la salud física y después nos empezamos a ocupar de la salud mental de las personas, de los espacios recreativos y del tema laboral.

—¿Cómo se vivió el temporal de nieve en este contexto de pandemia?

El temporal fue totalmente atípico. Vivimos uno en el 2018, pero en este fueron dos nevadas muy intensas. De todas formas estábamos más preparados en cuanto a obras públicas. En menos de 24 horas habíamos despejado las calles. Algo muy lindo, que me pone muy orgullosa, es que no salimos a repartir nylon ni chapas como lo habíamos hecho otros años, que se les llovía la casa o que se les mojaba. Ya veníamos preparados de años anteriores así que fueron muy pocos los pedidos.

—¿Cuál es el grado de aceptación de los vecinos con respecto a la flexibilización?

Así como la gente respetó muchísimo las medidas preventivas, también lo hace con las flexibilizaciones implementadas. Estamos haciendo deportes, habilitamos el espacio público, como lo es el polideportivo, también con las medidas preventivas y con los protocolos correspondientes. Los gimnasios también abrieron.

En la actualidad, prácticamente estamos trabajando en forma normal.

image.png

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

43.243243243243% Me interesa
18.918918918919% Me gusta
0% Me da igual
8.1081081081081% Me aburre
29.72972972973% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario