LMNeuquen Tierras

Crece un conflicto por costosas tierras en plena pandemia

Es en Planicie Banderita, entre una familia que las ocupa desde hace más de 100 años y una inmobiliaria.

Una familia de criancieros de Planicie Banderita, que ocupa tierras desde hace más de 100 años, denunció un conflicto con un particular que ahora se adjudica una porción del campo pastoril que tiene más de 5500 hectáreas.

Las tierras en disputa son unas 200 hectáreas que hoy se las adjudica una denunciante, con vínculos con una inmobiliaria de la región.

Te puede interesar...

El caso está judicializado desde hace un tiempo y explotó en plena pandemia, con la actuación del fiscal de Delitos Económicos Marcelo Jara, por denuncias cruzadas de usurpación de tierras, con la actuación de la Policía de Vista Alegre.

Se trata de la familia Lara, que ocupa esos campos desde finales de 1800 en una fracción del Lote I, Sección II, que se conoce como “Puesto 5 Lara” por la Ruta Provincial 151 camino al Mari Menuco.

Embed

El conflicto se desencadenó el pasado 2 de julio, cuando María Esther Lara, representante de una extensa familia de crianceros, denunció que una persona cerró el ingreso al campo mientras la familia construía un corral para animales.

Los Lara son una familia conocida en la zona y dentro de ese campo hay una decena de mejoras. Todos juntos crían centenas de cabezas de chivos, chanchos, vacas y caballos, tanto para consumo propio como para la venta al público.

Ese 2 de julio, la familia estaba trabajando cuando recibió una orden de desalojo llevada desde un celular (notificación electrónica por la pandemia) para que en un término de seis horas abandonaran el campo en cuestión.

La orden estaba firmada por el fiscal Silva, tras la denuncia que hizo Lucía Bruno Portanko, quien se adjudica -con una serie de documentación- ser la propietaria de esas tierras que ocupan los Lara.

Documento desalojo

Maico Lara es uno de los ocupantes también del extenso campo que tiene su familia en Planicie Banderita y en diálogo con LM Neuquén aseguró que esa tierras les pertenecen desde hace décadas. “Las tierras eran de mi abuelo, somos gente conocida, mi tío me cuenta que hasta Felipe Sapag (gobernador cinco veces de Neuquén) iba a comprar animales al campo”, indicó el criancero.

La familia Lara sostiene que hay un expediente en la Subsecretaría de Tierras de la Provincia de Neuqén -el N° 2903-229/99- que aseguraría que son ocupantes legítimos de esos campos con la nomenclatura catastral N° 09-RR-013-05110.

La familia Bruno Portanko fue a la fiscalía de Delitos Económicos para atribuirse la ocupación de esas tierras con la documentación que exhibió en el Expediente N° 2503-2088/87 de la dirección provincial de Tierras de Neuquén, con el nombre de “Campo Bruno”. El conflicto se desató y la Justicia dirá quién tienen la razón.

-> Pastoreaba ya en 1930 en el campo

En campo es propiedad de Silverio Lara, un paisano conocido en la región que ya contaba con un permiso de boleto de señal. Unas 4 hectáreas de ese campo fueron cedidas a un hombre de apellido Ortiz.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

35.958005249344% Me interesa
2.6246719160105% Me gusta
4.7244094488189% Me da igual
5.511811023622% Me aburre
51.181102362205% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario