¿Cuáles son las profesiones en las que más se engorda?

El personal de seguridad, los cocineros y los choferes lideran la franja.

Hay ciertas profesiones que implican una mayor dificultad que otras para poder llevar un estilo de vida saludable debido a las condiciones en las que se desarrollan. Entre estos “trabajos que engordan”, los principales son los que desempeñan los militares y personal de servicios de seguridad, los cocineros y manipuladores de alimentos, los camioneros y trabajadores en servicios de transporte, los oficinistas y también los que ocupan cargos directivos, según un informe del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO). Estas profesiones que se vinculan a un mayor riesgo de padecer obesidad tienen en común una serie de factores, como trabajar en un espacio reducido que limita la movilidad y la falta de actividad física regular o su mala planificación.

Los trabajadores, además, suelen tener hábitos no saludables, como fumar, dormir poco, trabajar bajo presión o estrés, una alimentación a base de menús suculentos, comida rápida, sándwiches o fritos, que se acompañan con picoteos entre horas. Y como si fuera poco, el tiempo que tienen libre lo invierten en descansar del modo más sedentario: sentados o acostados, sin ejercitar músculos.

Profesiones de riesgo

A priori, el mayor riesgo que tiene trabajar en una fuerza de seguridad es la vida misma, perderla en lo que suele llamarse cumplimiento del deber. Pero la obesidad puede tener también graves consecuencias para quien la sufre. “Algunas de las principales causas que dificultan en estos casos el mantenimiento de un peso saludable son el estrés físico y el mental al que se ven sometidos, además del descontrol de horarios”, explica Mireia Elías, nutricionista del IMEO. “Por eso es fundamental -agrega- que eviten al máximo pasar más de tres horas sin comer alimentos, ya que así conseguirán no llegar a las comidas principales con mucha hambre o ansiedad, y evitarán picotear productos más calóricos e insanos entre horas”.

En el caso de los cocineros, la tentación (o “necesidad profesional”) del picoteo es letal para mantener un peso saludable. Quienes como trabajo elaboran platos a diario suelen pasarse fácilmente de la raya. “Deberían evitar lo más que puedan probar todo el tiempo todo -explica la nutricionista-. Es importante que establezcan un horario de comidas adaptado a su turno de trabajo, así se reducirán las horas que pasan sin comer y, por tanto, el hambre y ansiedad que tienen en esos momentos”, añade Elías. Los cocineros y quienes manipulan alimentos deberían ser más planificados en sus comidas, tanto en las colaciones como en las principales.

Para los trabajadores del transporte tampoco es sencillo. “El mayor riesgo es la mezcla de comer de manera indebida entre horas y la poca actividad física, dado que los choferes suelen estar muchas horas manejando, acumulando cansancio y aburrimiento. Necesitan una descarga y esta suele ser la comida”, afirma la nutricionista. En estos casos, lo recomendable es llevar alimentos sanos y de pocas calorías para consumirlos entre horas y evitar engordar, como un puñado de frutos secos naturales, frutas, embutidos magros como el jamón cocido o el lomo, y lácteos descremados (si tuviesen una heladerita para mantenerlos refrigerados). Y es clave que si la hora del almuerzo o la cena también los encuentra manejando, tengan un tupper con alguna ensalada bien completa que les permita llenarse de manera saludable y no comer cualquier cosa.

Oficina: Los oficinistas y ejecutivos suelen tener dificultades para mantenerse en peso.

El estrés físico y mental es una de las causas que más dificultan el mantenimiento de un peso saludable”. Mireia Elías. Nutricionista en IMEO

Consejos para hacer prevención

Al momento de prevenir la obesidad hay algunos denominadores comunes a todas las profesiones. Es importante beber mucho líquido en el día, ya sean botellitas de agua o infusiones sin azúcar. Evitar las bebidas alcohólicas, las energéticas o los jugos y gaseosas azucaradas. Y aunque sean 20 minutos por día, ejercitar el cuerpo al menos caminando durante ese lapso. La actividad siempre ayuda mucho.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído