Cuando el timbre suena

El Gobierno, con Macri a la cabeza, salió a tantear el clima social, a al espera de que llegue el respaldo del FMI.

Tras una semana bastante complicada en materia económica, el propio presidente Mauricio Macri salió a tantear el clima social. La flotabilidad del dólar, la inflación que no baja, los precios que se mueven al ritmo de esta última y mucha incertidumbre sobre el camino que sigue el gobierno nacional, que ha motivado que la imagen del jefe de Estado haya descendido camino al 2019, son varias de las incógnitas que cualquier argentino tiene por estos tiempos.

Y mientras desde la calle Balcarce, en plena ciudad de Buenos Aires, indican que este es el camino que nos llevará por la senda del crecimiento sostenido en un futuro, a cientos o miles de kilómetros el ciudadano común trata de ajustar sus finanzas para no gastar lo que no tiene y resguardar algo de lo que tiene en sus bolsillos para evitar el impacto de las tarifas y/o los precios.

Los que conocen sobre el movimiento de los precios dicen que aún en ellos no ha impactado de lleno todo el movimiento que tuvo la moneda extranjera. Sin embargo, en cuatro meses, según el relevamiento propio de LMN algunos productos se han incrementado en un 25 por ciento. Y el boleto del transporte urbano, en junio, recibirá un segundo impulso en cuestión de meses y superará -entre ambos- un 35 por ciento de incremento.

En tanto, el Gobierno espera su propio timbreo, aquel en el que encuentre del otro lado de la puerta al Fondo Monetario Internacional, confirmado el préstamo de respaldo a la economía. El visto bueno está, pero aún faltan definir las pautas a las que se deberá comprometer para acceder al rescate.

En definitiva, todo parece ser una cuestión de timbreo. En la que todos esperamos buenas noticias del otro lado de la puerta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído