De la mano de la paciencia

Los números dominan la agenda. Mientras el dólar parece “desinflarse” por un par de días, la inflación neuquina llegó a su máximo del año (4,46 por ciento en junio) y el primer semestre rompió la barrera del 16%, un punto por encima del utópico 15% que defendió el gobierno nacional hasta hace un mes atrás. Los alimentos aumentaron un 5% según el informe de Estadística y Censos de la Provincia, y ya se ve que muchos volvieron con la calculadora en mano a recorrer las góndolas del súper. Los que siguen haciendo números son los estacioneros, ya que los combustibles han sufrido aumentos de centavos que a la hora del tanque lleno son unos buenos pesos.

En una recorrida por el país, Lilita Carrió presagió “seis meses difíciles” en lo económico, pero auguró un futuro prometedor para Argentina. “Pegaremos un salto”, dijo la diputada de Cambiemos. Y con ese ansiado deseo -mientras la seguimos remando todos los días- llegaremos a las puertas del 2019 porque todos los que deciden el futuro político-económico de nuestro país, nuestra provincia y nuestra ciudad es lo que tienen en la mira. Porque las piezas que se mueven por estos tiempos seguramente tendrán repercusiones en el tablero electoral del próximo año.

Te puede interesar...

¿Y mientras tanto? Habrá que esperar, tener paciencia, como aquella que se ha tenido en la prometida represa de Chihuido que parece sumar un nuevo traspié. Porque primero eran los chinos, después los rusos y ahora los alemanes los que no alcanzan a financiar la obra, sumado -según aventuran algunos- a las políticas de ajuste propuestas por el FMI. El primer anuncio fue allá a mediados de la década del 60. Por eso es cuestión de esperar y ser pacientes, dicen...

Cuando hablamos de precios, índices y financiar obras parece que todo es cuestión de esperar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído