Dos de cada cinco pasajeros ya viajan por $5 en el Indalo

Son 692 mil pasajes de empleadas domésticas, jubilados y estudiantes.

NEUQUÉN
Cada cinco pasajeros que suben al colectivo, hay dos que viajan por menos de 5 pesos porque reciben algún tipo de subsidio nacional o local. Es lo que afirmó ayer Diego Quintana, el coordinador municipal del sistema SUBE, basándose en datos estadísticos de abril. Durante el mes pasado, usaron el transporte urbano unas 30 mil personas por día, a pesar de que hay más tarjetas en el sistema.

El gobierno municipal difundió ayer los datos que recolectó en nuestra ciudad Nación Servicios, empresa encargada de la SUBE. Sólo se dieron a conocer los números de abril y no se tuvieron en cuenta los del mes anterior. "Como la tarjeta empezó el 15 de marzo y además todavía había chicos haciendo el trámite de boleto escolar, consideramos que no era representativo", explicó Quintana.

Indicó que durante abril se vendieron en la ciudad 1.783.666 pasajes, lo que implica 60 mil boletos por día en promedio entre todos los ramales urbanos. Si se considera que un pasajero viaja dos veces, a la ida y a la vuelta, fueron 30 mil usuarios diarios.

El funcionario remarcó que el 39% de esos pasajes tuvo algún tipo de subsidio, es decir, cuatro de cada 10. Precisó que fueron 692 mil los boletos que se vendieron con distintos beneficios, que iban desde no pagar nada hasta desembolsar la mitad de la tarifa.

Perfil de los subsidiados
Contó que les sorprendió especialmente la cantidad de usuarios con el subsidio que otorga Nación para las empleadas domésticas, jubilados, ex combatientes y titulares de planes de empleo. En abril, más del 15% de los boletos vendidos tuvieron el descuento del gobierno nacional, 279 mil viajes en total. Como el aporte es del 55% del precio del pasaje, esos vecinos pagaron 4,48 pesos para viajar.

Otro grupo importante que pagó menos fue el de los estudiantes primarios y secundarios, que tienen un subsidio municipal. Cerca del 14% de los boletos vendidos en abril fueron para este grupo de escolares. Los pibes que estudian pagan el 15% de la tarifa, o sea, 1,49 pesos.

A los más chicos se suman los universitarios, que pagan medio boleto por otro subsidio municipal.

Los estudiantes de nivel superior compraron en abril apenas 41.993 pasajes, el 2,5% del total.

Y hubo también un 7% de los boletos que se vendieron a costo cero para los usuarios. Fueron 129.094 pasajes. Aproximadamente la mitad corresponde a trasbordos, cuando se toma un segundo colectivo dentro de los mismos 60 minutos, y el resto eran personas con alguna discapacidad o con pase libre municipal.

Recargas
Los kioscos no quieren perder

En el centro de la ciudad, muchos kiosqueros se quejan por la escasa ganancia que les deja la SUBE. En los barrios más alejados, directamente no hay quién recargue la tarjeta. Por eso, el gobierno municipal intentará firmar un convenio con Electropago, la empresa que maneja comercio de saldos, para incorporar 50 bocas de carga nuevas en la periferia.

Está prevista una reunión esta semana en Buenos Aires del subsecretario de Transporte, Fernando Palladino, y autoridades de la empresa para analizar el tema. El Municipio ofrecerá colaborar con los comerciantes de barrios alejados para que puedan sumarse a la red de carga de SUBE sin perder plata. Es que en los kioscos más alejados, hay problemas para trasladarse al centro para hacer depósitos.

CIFRAS
60.000 vecinos de la ciudad tienen la tarjeta SUBE.
Es la estimación que hace el Municipio capitalino, a pesar de que hay unos 30.000 pasajeros que se mueven por día en todo el sistema de transporte. Se estima que hay tarjetas inactivas.
9,95 pesos está la tarifa plana del boleto en la ciudad.
Alcanza al 60% de los pasajes. En abril se aplicó esta tarifa completa a más de un millón de pasajes vendidos. Aún siguen siendo muchos los que abonan el cuadro tarifario completo.


Ventas: 50.000 boletos más que en abril de 2015

NEUQUÉN
Según la información que difundió el Municipio, en abril de este año se vendieron casi 50 mil pasajes de colectivo más que en el mismo mes de 2015. El coordinador local del sistema SUBE, Diego Quintana, adjudicó el incremento a los descuentos que otorga Nación y a la inflación, que encareció otros medios de transporte.

Contó que, en abril del año pasado, cuando todavía funcionaba la tarjeta Monedero, se habían vendido en la ciudad 1.734.231 boletos urbanos, un promedio de 57.807 por día. Este año, con la SUBE, los vecinos compraron 1.783.666 pasajes durante abril, 59.455 cada día.

Un servicio más barato
Quintana señaló que esa diferencia "puede tener relación con que el bolsillo está más apretado y por el beneficio que prevé la SUBE para algunos sectores, lo que hace que ahora sea más barato moverse en colectivo".

Relató que, en las oficinas municipales, "cuando estábamos repartiendo la SUBE ya preveíamos esto, porque teníamos muchas personas jubiladas o con la Asignación por Hijo que preguntaban por los beneficios en la tarifa".

Dijo que el interés por viajar más barato es tal que se acercan vecinos exigiendo los descuentos aún cuando no les corresponde. "Tenemos personas que vienen a quejarse porque son jubilados pero no de la Anses, sino de la caja provincial, y no están dentro de los subsidios", comentó.

Explicó que "después está la movilidad; por ejemplo, una empleada doméstica en blanco que ya no tiene ese trabajo o deja de figurar en Anses y el beneficio se pierde, es automático, no depende del Municipio".

Indicó que también pasa lo contrario, que seguramente hay vecinos de la ciudad que están comprendidos en los descuentos, pero no los usan o no saben cómo hacer la validación de la SUBE.

"Por eso creemos que pueden llegar a ser muchos más los usuarios con subsidios", concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído