El fútbol femenino pide pista en el Alto Valle

Ocho clubes y cerca de 1500 jugadoras de la zona reclaman su espacio y la profesionalización.

Fabricio Abatte

abbatef@lmneuquen.com.ar

Neuquén. Se estima que en el Alto Valle hay 1500 jugadoras de fútbol, entre federadas y aficionadas. “Y no sé si no nos quedamos cortos”, asegura Juliana Rodríguez, la jugadora regional que más logró trascender en la actividad (ex Barcelona y River, entre otros). Sobra pasión, materia prima y ganas de superarse. Falta, en algunos casos, infraestructura, organización y espacio.

Sólo en Neuquén, por ahora, son “ocho los clubes que participan y unas 350 federadas. Pero otras instituciones tienen intenciones de sumarse”, anticipa el subsecretario de deportes de la provincia y presidente de Lifune, Luis Sánchez.

Te puede interesar...

Pacífico, Independiente, Maronese, Patagonia, Atlético Neuquén, Petrolero, Alianza y Centenario son algunas de las entidades que participan o participaron alguna vez.

El torneo 2019 no tiene fecha exacta de inicio pero sería “en las próximas semanas”, según adelanta el funcionario a LM Neuquén. Se juega cada fecha en una misma jornada y cancha.

En Río Negro, en tanto, la Liga Confluencia acaba de incorporar el fútbol femenino, en otro gran noticia y avance de la actividad en la zona.

“La liga femenina es amateur acá pero hay indicación del Consejo Federal, al que pertenecemos, de potenciar el fútbol femenino. Fuimos una de las primeras ligas que recogió el guante para incorporar la disciplina. Tomamos la decisión de que hasta la novena división se pueda jugar mixto, integrado varones y mujeres para facilitar su desarrollo. El gran problema es el espacio. El auge de las ligas comerciales no ayuda en ese sentido. Los clubes no tienen lugar como para darles la posibilidad de entrenar, hay que buscarle esa solución”, detalla y expone la problemática Sánchez.

Detalles y cifras inéditas de una disciplina por ahora amateur en la zona.

“Hubo una organización incipiente de una Liga femenina que en realidad no supo encontrar los caminos para hacerse eco en los clubes y terminó siendo un retroceso por la forma en que se manejó esa conducción. Estamos reconstruyendo todo lo necesario para que el fútbol femenino vuelva a tener su auge en la Liga neuquina. Desde Lifune estamos dispuestos a llevarlo adelante, bancarlo y acompañarlo en el proceso de desarrollo. Ya lo hicimos con los árbitros, hay mujeres juezas y también entrenadoras”, prometió el directivo.

Silvina Enriquez presidió Lifufen en aquel entonces pero se hizo a un lado decepcionada con la “falta de apoyo”. “A fines de 2016 éramos 14 equipos, en 2017 organizamos el torneo, todo lo más profesional que pudimos. Nos reuníamos en Lifune cada semana. Yo viajé a Buenos Aires para juntarme con gente de AFA experta en el tema pero no les importó acá. No hay infraestructuras, ni organización”, reclamó. Sin embargo, se mostró esperanzada en que “la profesionalización del fútbol femenino a nivel nacional repercuta en el Valle y todo mejore”.

El fenómeno Pillmatun

Pillmatun es otra de las entidades que apuesta por el fútbol femenino. El club cipoleño lo reincorporó este año con singular éxito por la asombrosa respuesta de las chicas. “Nos sorprendió gratamente el interés que despertó nuestra convocatoria. Ya comenzamos con los entrenamientos, la idea es abarcar paulatinamente de Inferiores a Primera”, cuenta Karina Álvarez, presidenta de la institución. “A partir del buen suceso, sugerimos en la Liga Confluencia crear un departamento de fútbol femenino y se convocó para que desde este martes cada club exponga su visión”, amplió la máxima autoridad de Pillmatun. ¡Bien ahí!

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído