sandovals@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

Neuquén. El clima lluvioso y el paro general del 29M se conjugaron ayer para cambiar el panorama en el centro de la ciudad, donde se vieron muchos negocios abiertos pero pocos transeúntes, que postergaron sus salidas por la falta de transporte urbano y la lluvia persistente.

Al mediodía, el número de vehículos en las calles parecía mayor al de otros días de semana. Muchos neuquinos optaron por salir en coche para no mojarse con la lluvia y con los grandes charcos que se formaban junto al cordón cuneta. Otros pidieron traslados en auto para suplir la falta de colectivos, ya que los choferes del transporte urbano adhirieron a la medida de fuerza. Frente al Parque Central, el corredor de calles Mitre y Sarmiento ofrecía un paisaje extraño: las garitas de colectivos permanecían desiertas y la calzada, habitual escenario para los frenazos de los colectivos, podía transitarse con agilidad. La Avenida Olascoaga, mientras tanto, no mostraba el trajín acostumbrado de peatones: muchos optaron por no salir, ya que gran parte de las reparticiones públicas estaban cerradas.

banco paro

Por el paro, no hubo clases en las escuelas estatales y solo algunos establecimientos privados abrieron sus puertas. Las oficinas judiciales tenían guardias mínimas y los bancos permanecían cerrados, por lo que solo se ofrecía el servicio de cajeros automáticos. Esas complicaciones redujeron en gran número el movimiento de peatones, que también suele bajar en otros días de lluvia con actividad regular.

Sin embargo, la esperada paralización de la ciudad fue contrarrestada por la actividad comercial. Tanto en el Alto como en el Bajo, la mayoría de los negocios estaban abiertos, aunque el tiempo adverso complicaba el ingreso de clientes y el flujo de ventas. Mientras que los locales de grandes superficies adhirieron al paro, convocados por el sindicato de Comercio.

paro nacional

Servicios afectados por la medida

Educación

Tanto la Universidad del Comahue (UNCo) como las escuelas públicas no tuvieron clases por la medida de fuerza. Algunos colegios privados también se replegaron al paro.

Transporte

No hubo colectivos, ni tres, ni aviones. Tampoco camiones con mercadería ni de recolección de residuos.

Trámites

Mientras que la Justicia tuvo guardias mínimas y se suspendió la atención al público en algunas dependencias, los bancos estuvieron cerrados y solo ofrecieron el servicio de cajeros.

Producción

Los sindicatos de algunos sectores productivos, como el de petroleros privados, también se sumaron a la medida de fuerza.

paro nacional ATE

La lluvia bajó el nivel de convocatoria del acto

La inestabilidad climática que dejó las calles desiertas durante el paro general también complotó contra la convocatoria de la movilización, que fue mucho menor a la que se vivió en otras jornadas de medidas de fuerza.

Al mediodía, los inspectores desviaron el tránsito por las calles del centro para permitir el paso de los manifestantes.

Si bien las columnas no eran tan numerosas como las que se suelen convocar para este tipo de reclamos, los afiliados a la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se hacían sentir con el golpe vigoroso sobre los bombos y redoblantes, y las melodías de trompeta que terminaban por modificar el clima gris de la jornada.

“Mientras el Gobierno pretende hacer organizaciones de desocupados para repartir planes, nosotros creemos que hay que organizarse para reconstruir un país con pleno empleo”. “no hay que confundirse en octubre. algunos pensaban que eran todos lo mismo y las consecuencias las pagan los trabajadores”, dijo Carlos Quintriqueo, Secretario general de ATE en Neuquén

Resguardados bajo el toldo de un camión, los principales referentes sindicales de la ciudad pronunciaron discursos al público, que esperaba bajo paraguas y capuchas la arenga de sus líderes.

Entre ellos se contó a la secretaria general del ADUNC, Micaela Gomiz, el referente docente Marcelo Guagliardo, el sindicalista municipal Santiago Baudino y el dirigente de ATE, Carlos Quintriqueo.

“Queremos que este 10 de diciembre cambie el color político para terminar con esta política de miseria y hambre”, sostuvo Baudino después de afirmar que agotará todas las instancias judiciales para poner fin a las persecuciones laborales que sufren los empleados del municipio que se afilian a Sitramune.

“Los trabajadores solo se dividen entre los que luchan y los que se entregan, y acá están los que luchan”, exclamó Quintriqueo por los altoparlantes, mientras los afiliados de pecheras verdes saltaban y cantaban para celebrar su arenga.

LEÉ MÁS

Paro Nacional: marcharon en el centro contra las políticas de Macri

Ruta 40: dos militares murieron tras chocar con una ambulancia

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído