El tarifazo del EPAS causó indignación en los vecinos

Otros usuarios reflotaron la necesidad de instalar medidores.

Neuquén.- El tarifazo del EPAS causó enojos entre los ususarios del servicio de agua potable y saneamiento, que pasaron a pagar boletas 100 por ciento más caras y afrontarán otro incremento del 50 por ciento en el tercer trimestre.LM Neuquén salió a recabar opiniones de los vecinos sobre el aumento que en la ciudad será de un 150 por ciento.

Hubo dos posturas claras: los que rechazaron lisa y llanamente el tarifazo y los que consideraron que hacen falta medidores para pagar por la cantidad de agua que se consume.

Te puede interesar...

Los que llegan apretados a fin de mes, en general, se ubicaron en el grupo de vecinos indignados por el tarifazo.

Entre estos, algunos dijeron que estaban pagando 60 pesos por mes, mientras que otros contaron que sus facturas cada 30 días rondaban los 300 pesos. Los primeros pasaron a pagar 120 pesos y los otros 600 con el tarifazo.

“No nos queda otra que sobrevivir”, reflexionó Margarita Rodríguez, del barrio Jardines del Rey, ubicada en un grupo de vecinos resignados ante aumento consumado del agua potable.

El aumento de las facturas que emite el EPAS se sumó a una serie de tarifazos en el resto de los servicios escenciales como la electricidad y el gas. Y también al avance sin pausa del índice de inflación. La luz trepó a más de dos mil pesos para muchas familias de la ciudad, mientras el gas se factura en promedio a unos 150 pesos por bimestre.

Pedro, un vecino de Vista Alegre Norte, aseguró que a esta altura la plata no le alcanza para afrontar las boletas de los servicios públicos más los gastos diarios que insume la vida.

“Es una porquería. Ahora voy a terminar pagando $600 con este aumento”, dijo Juan Carlos Bravo, vecino de El Chañar

“Vine a Neuquén a pagar algunas cuentas y, la verdad, la plata no alcanza”, dijo Pedro, vecino de Vista Alegre

“Es una vergüenza este aumento. Ya con la luz tengo que pagar más de dos mil pesos”, dijo Margarita Rodríguez, vecina del barrio Jardines del Rey

El clamor por el medidor

Entre los vecinos consultados por este medio no faltaron los que pusieron el foco de la tarifa del agua en la necesidad de la colocación de medidores domiciliarios.

“Es muy relativo el impacto del aumento del precio del agua porque algunas personas pagan 30 pesos por mes y el uso del agua es indiscriminado”, aseguró Luciano, vecino del centro. Y añadió: “Por eso creo que debería haber un correcto uso de los medidores para que haya indicadores reales del consumo”.

La colocación de medidores está en plena etapa de estudio, con buena parte de los responsables del sistema convencidos de que poner medidores es el mejor camino.

La instalación de controladores del volumen de agua que consume cada hogar ayudaría a bajar la cantidad de litros que utiliza cada hogar, aseguran los expertos.

La ciudad de Neuquén tiene un consumo promedio de 600 litros de agua por habitante. Esa cantidad duplica la media nacional de consumo por persona y cuadruplica la de algunas ciudades importantes de Europa.

En el tercer trimestre del año se consumará la segunda suba del agua en el año. Respecto a la última boleta el incremento será del 200 por ciento..

LEÉ MÁS

¿A cerrar las canillas y bañarse menos? La tarifa del agua potable aumentó un 100 por ciento

El EPAS subió el agua y ya llegaron facturas de $1000

Al contrato entre la Muni y el EPAS le resta la firma

EPAS: tras los cruces, avanzan en el contrato de concesión

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído