El tarifazo no le alcanza a Indalo y recibió más plata

Nación le dio un subsidio. Pechi dice que se usará para evitar otra suba.

Sofía Sandoval
ssandoval@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- En el contexto de un tarifazo al transporte público de pasajeros que afectó a muchas provincias del país, el gobierno nacional anunció un aumento del 37% en los subsidios destinado a compensar las tarifas que abonan los usuarios en el interior. Si bien el objetivo era que el boleto saliera lo mismo que en Capital Federal -donde cuesta 6 pesos-, en Neuquén el nuevo subsidio será destinado a evitar posibles aumentos en el transcurso del año.

"Esto es un acto de federalismo, que este gobierno nacional no sólo se declama sino que también lo practica", señaló el intendente Horacio Quiroga, quien participó de la reunión con los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Transporte, Guillermo Dietrich, donde se anunciaron los nuevos subsidios.

El jefe comunal aclaró que esta nueva partida monetaria para la empresa no generará una baja del boleto para equipararlo con lo que pagan los pasajeros porteños, sino que servirá para evitar nuevos aumentos a lo largo del año.

Según explicó, el acuerdo de suba salarial con los choferes de UTA -un 31% escalonado- no estaba incluido en la estructura de costos que se analizó a la hora de subir el boleto de 7,50 a 9,95.
Por su parte, el subsecretario de Transporte y Tránsito, Fernando Palladino, aseguró que el pago de salarios representa el 59% del total de los costos de funcionamiento de la empresa Autobuses Santa Fe, concesionaria del transporte público en la ciudad. El combustible representa un 3,7% y el resto de los costos son menos significativos.

Según los datos publicados por el Ministerio de Transporte de la Nación, la empresa concesionaria del servicio en la ciudad recibe más de 8 millones de pesos mensuales en concepto de subsidios, entre la asignación Sistau y las Compensaciones Complementarias Provinciales (CCP). Con la medida anunciada por el Gobierno, la empresa recibirá unos 11 millones por mes.

A estas ayudas hay que sumarles los subsidios que otorga la municipalidad de Neuquén para cubrir parte de los viajes de los estudiantes tanto primarios y secundarios como de institutos terciarios y la universidad. Se trata de una erogación municipal de 16 millones cada año. "Es un esfuerzo que hacemos para acompañar a todas las personas que deciden estudiar o que mandan a sus hijos a la escuela", destacó Palladino.

Esta ayuda de unos 140 millones de pesos anuales, tanto nacional como municipal, sirve para paliar los costos del servicio de transporte que, según destacó Quiroga, representan más de 285 millones cada año. Por lo tanto, el anuncio de nuevos subsidios para las empresas de colectivos no tendrá ningún impacto en la vida cotidiana de los vecinos de la ciudad. Si bien los choferes recibirán un reconocimiento salarial, los pasajeros seguirán pagando 9,95; 4,50 los subsidiados por Anses y 1,50 el boleto estudiantil.

37% es la suba del subsidio para la empresa que se encarga de un tramo del servicio.

Estudiantes y trabajadores, los que ponen el grito en el cielo

A finales del mes pasado, los vecinos de Neuquén amanecieron con un golpe al bolsillo: viajar en colectivo a cumplir con sus obligaciones costaba un 30% más que el día anterior, y las instituciones barriales y estudiantiles se organizaron para reclamar.

Desde Barrios de Pie se subieron a los micros para instar a los pasajeros a que viajaran sin pagar como forma de protesta. "Mucha gente se sumó y no pagó, la idea es concientizar y que la gente no se acostumbre a pagar cada vez más por un servicio que sigue siendo malo", recalcó Sebastián Íbalos, referente de la organización.

Según aclaró, desde que los aumentos se acuerdan entre la empresa y el Ejecutivo sin pasar por el Concejo Deliberante ya se dieron dos subas en 4 meses. "Entiendo que suben los costos y no estamos en contra de que los choferes cobren más, pero eso no debería ser absorbido por los laburantes y estudiantes, que son los que más necesitan el colectivo", aseguró.

Por su parte, los estudiantes agrupados en la FUC realizaron una movilización para repudiar el aumento y pedir nuevamente un boleto estudiantil gratuito que beneficie a todos los niveles educativos y a los trabajadores de la educación. "No es que queremos viajar gratis por comodidad, sino porque se hace dificultoso avanzar en la carrera con tanto gasto en transporte", señaló Nehuén Corbeletto, presidente de la federación.

El estudiante destacó que las luchas de los alumnos lograron tener en la ciudad un 50% de descuento en los viajes urbanos. Sin embargo, siguen reclamando un subsidio total. "Se trata de una política de Estado para sostener y fortalecer la educación pública", dijo el joven ante una consulta.

Fernando Palladino. Subs. de Tránsito y Transporte

1.¿Cómo va a impactar el aumento de los subsidios al transporte en la ciudad?
Si bien las empresas van a recibir un 37% más de subsidio, eso no va a tener un impacto en la tarifa ya que hubo un acuerdo con UTA por un 35% de incremento a los choferes, y ese aumento servirá para cubrir los sueldos.

2.¿El costo del pasaje se mantendrá en $9,95?
Aunque este subsidio no baja las tarifas, lo ideal sería que el costo del boleto se mantenga fijo hasta fin de año. Es posible que así sea porque casi la mitad del costo del servicio es el sueldo de los choferes, cuyo aumento de sueldo está cubierto por la suba del subsidio. Sin embargo, el precio puede subir por otras variables.

3.¿Se puede implementar alguna política para que baje el precio del boleto?
La única forma de bajar las tarifas es aumentando la cantidad de pasajeros transportados. Sin embargo, eso no puede suceder con la cantidad de unidades que tiene ahora el sistema porque, en los horarios pico, los colectivos van llenos. Si se incorporan más coches y más gente elige el servicio, la tarifa podría bajar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído