El verano está cerca y los balnearios, casi sin agua

Aumenta la preocupación por los bajos caudales del río Limay.

Alejandro Olivera

olivera@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN

Ramas, escombros y desechos de plástico asoman por sobre la superficie, mientras los patos hacen su rutina en un pequeño cauce. La falta de agua en los ríos preocupa a las autoridades, a tan sólo dos meses del inicio de la temporada de verano, que auguran traerá altas temperaturas incluso antes, a partir de noviembre.

En tanto, los balnearios municipales viven su mejor momento en materia de infraestructura, luego de haber sido restaurados por la Subsecretaría de Obras y Mantenimiento de la Municipalidad, aunque algunos de ellos ya se ven perjudicados por la problemática.

LM Neuquén recorrió las instalaciones de estos espacios públicos y pudo observar el contraste con la situación del afluente que genera alarma.

El más afectado

El Albino Cotro, por el que pasan miles de personas en medio de la temporada estival, es el más afectado por la situación, ya que el agua erogada por la AIC (Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas) no es suficiente para llenar el brazo completamente.

Las emblemáticas escaleras que cada verano bajan los vecinos para zambullirse en el río están al aire libre, mientras que el caudal se estancó del lado de la Isla 132.

En tal sentido, el subsecretario de Obras y Mantenimiento de la Municipalidad, Ruddy Muccio, detalló: “Nos preocupa la situación, pero es algo que nosotros no manejamos”. “Hoy en día, el balneario municipal no se puede usar”, aseguró.

“En un mes, aproximadamente, erogarán más agua y veremos cuánto largarán; nuestras estimaciones marcan que no nos va a alcanzar”, agregó.

También en los clubes

Albino Cotro comparte el brazo del río Limay con los clubes Santafesino, Italiano, Ceppron y El Biguá. Todos ellos se ven afectados por el bajo nivel del caudal.

Uno de los lugares mejor acondicionados para realizar actividades recreativas es el Río Grande. Allí, los bancos de cemento, el verde césped y la sombra se presentan como una excelente alternativa, sumado a que el caudal no presenta una disminución a simple vista.

El balneario de Valentina Sur mostró una bajante del agua en la orilla, pero aún está en condiciones aptas para que los vecinos se refresquen. Además, las parrillas y el resto de las instalaciones están en buen estado.

Sin lugar a dudas, el Sandra Canale es uno de los más viejos de la ciudad. Allí, la Municipalidad trabajaba en tapar una filtración en una de las calles internas. Sin embargo, el nivel del río tampoco evidenciaba una disminución.

Se pronostica un verano muy caluroso. Y si el nivel de las aguas no alcanza para mejorar el panorama, miles de neuquinos tendrán que arreglárselas como puedan durante los días de mucho calor.

4 balnearios tiene la ciudad de Neuquén. Se trata de Río Grande, Sandra Canale, Albino Cotro y Valentina Sur. Todos están habilitados y pertenecen a la Municipalidad de Neuquén, que trabaja para su puesta a punto para la próxima temporada estival.

Concejales

Declararán la emergencia

Un proyecto de ordenanza impulsado por el concejal Francisco Baggio, del bloque UNE-NQN Puede, que busca que se declare la emergencia hídrica en la ciudad, logró despacho el pasado miércoles en el Concejo Deliberante.

Luego de debatir durante cuatro semanas y contar con exposiciones de representantes de la AIC, EPAS y Recursos Hídricos, los ediles tratarán la iniciativa en la sesión del 20 de octubre.

Baggio explicó que el proyecto “ayudará a clarificarles a los vecinos la situación real que se está viviendo”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído