Encontraron esqueletos de niños sacrificados en Perú

Los restos humanos pertenecían al antiguo imperio chimú.

Arqueólogos encontraron lo que sería el mayor sacrificio de niños de América y quizá del mundo. Un hallazgo macabro que fue descubierto en la costa norte del Perú.

El sacrificio de los 140 niños y 200 llamas jóvenes habría ocurrido durante la celebración de un ritual indígena hace 550 años en un acantilado al pie del océano Pacífico, en la que era la capital del imperio chimú. El hallazgo no sólo no tiene precedentes en América y sus otras culturas precolombinas, como los mayas, incas o aztecas, sino en todo el mundo.

Esta investigación es llevada a cabo por un grupo interdiciplinario conformado por científicos y arqueólogos de la Universidad Tulane (Estados Unidos), la Universidad de Trujillo (Perú) y el explorador peruano Gabriel Prieto. El proyecto es financiado por National Geographic Society. “Personalmente, no lo esperaba. Y creo que nadie más se lo podría haber imaginado”, dijo el antropólogo Verano.

La investigación es llevada a cabo por científicos y arqueólogos de la Universidad Tulane, la Universidad de Trujillo y el explorador Gabriel Prieto

Los restos fueron encontrados en el distrito Huanchaco, en el norte de Perú, en un antiguo sitio de sacrificios conocido como Huanchaquito-Las Llamas, que está sobre un acantilado, donde ahora existe un complejo de viviendas. Y muy cerca de allí, a menos de un kilómetro, se encuentra Chan Chan, Patrimonio Mundial por la Unesco, que fue el centro administrativo de la pueblo chimú.

p18-f01a-niños-sacrificados-peru.jpg

La civilización chimú controló un territorio que se extendió por más de mil kilómetros entre Perú y Ecuador, por toda la costa del Pacífico. Solo el imperio inca los superó en extensión y poderío.

Los primeros restos fueron hallados en Huanchaquito-Las Llamas en 2011: 42 niños y 76 llamas. Prieto, nativo del lugar, excavaba un templo de 3500 años de antigüedad cuando, por coincidencia, residentes de la zona le alertaron sobre restos humanos que habían emergido como consecuencia de la erosión en una dunas cercanas. Al finalizar las excavaciones en el 2016, la cifra de restos humanos subió a 140, todos niños, y 200 llamas jóvenes. Gracias a la técnica del radiocarbono, determinaron que los sacrificios ocurrieron entre 1400 y 1450.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído