Encontró un fiestón en su casa y se murió

Córdoba.- El dueño de una casa en un country de la localidad cordobesa de Villa Allende se la prestó a su hija para realizar una fiesta de la que iban a participar una treintena de adolescentes de entre 13 y 16 años, pero se encontró con más de 600. Y cuando quiso desalojarlos, murió de un infarto. El hecho ocurrió el domingo a la madrugada, en una casa del country La Herradura, donde el propietario había prestado su hogar para festejar un cumpleaños. La conductora de un programa de TV local, Alicia Poletto, relató que había llevado a su hija de 14 años a ese cumpleaños, y a la madrugada recibió un llamado desesperado de ella para que la fuera a buscar. Polleto recordó que compañeros del adolescente que cumplía 15 años realizaron una masiva convocatoria a través de Whatsapp, por lo que en lugar de 30 asistentes, la fiesta congregó a 600 personas. Por eso el dueño de casa se desesperó cuando llegó y se encontró con un cuadro inesperado.

“Era el cumpleaños de un amigo de mi hija, no una fiesta clandestina. Pero no iban a haber más de 30 personas y hubo 600. El dueño de la casa llegó, vio tanto descontrol y empezó a echar gente”.Alicia Poletto. Llevó a su hija al cumpleaños.

“Era el cumpleaños de un amigo de mi hija, no era una fiesta clandestina. Pero no iba a haber más de 30 personas y fueron casi 600. A la 1:30 de la mañana recibí un llamado desesperado de mi hija. Se había armado lío porque los habían echado de la casa”, relató Poletto. Y agregó que “el dueño de la vivienda, ante tanto descontrol, empezó a echar a la gente. Algunos chicos estaban alcoholizados”.

En medio de la discusión, una chica cayó al suelo y se golpeó la cabeza. Los nervios provocaron que el adulto -tenía problemas cardíacos- se desmayara y falleciera en el lugar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído