"Era más fácil meterla que errarla, fue mala suerte"

Pérez falló una increíble en el final y Boca igualó 0 a 0 con Central.

Boca mostró ayer un flojo desempeño, no le encontró la vuelta al planteo de Central y apenas pudo empatar 0 a 0 en la Bombonera, por la novena fecha de la Superliga. Pudo perderlo pero también ganarlo en el final, con una insólita que falló Pablo Pérez debajo del arco. “Era más fácil meterla que errarla, si me das cien pelotas así, las meto todas”, lamentó el volante, quien, para no perder la costumbre, fue amonestado y se perderá el próximo partido.

El Xeneize alcanzó los 16 puntos, cuatro menos que Racing, mientras que los rosarinos suman ahora 11 unidades.

Te puede interesar...

Boca en principio dispuso una formación que parecía ofensiva, con varios habituales suplentes, ya que preservó jugadores de cara a las semifinales de la Copa Libertadores, pero Central superpobló la mitad de la cancha y desde allí manejó los tiempos del partido.

Primer tiempo flojo

Boca intentó hacerse del balón en los primeros minutos con un movedizo Edwin Cardona, pero el colombiano no encontraba interlocutores, los volantes canallas eran un cerco difícil de sortear y Fernando Gago tenía siempre un rival que le hacía sombra.

Jugados 7 minutos, la visita se animó a incursionar en ataque y avisó con un potente zurdazo de Washington Camacho, que salió apenas afuera, cerca del palo izquierdo del arco defendido por Agustín Rossi. Con el correr de los minutos, el trámite se hizo friccionado. Más allá de un intento de Cardona en el local y un remate de Zampedri que Rossi mandó al córner, en la visita, faltaron las emociones.

Embed

Movido al final

El complemento, sobre todo en el final, se hizo más intenso de ida y vuelta. Cardona probó con una jugada individual, llegó hasta el fondo por la izquierda y obligó a Ledesma a manotear la pelota para evitar el gol. Pasados los 20 minutos, empezaron a aparecer algunos espacios. A los 30, Ledesma volvió a aparecer tapando en dos tiempos un disparo cruzado del colombiano Villa. Cuando el partido se terminaba, Central erró dos goles increíbles, en jugadas del ex Boca Federico Carrizo. En la primera, Néstor Ortigoza lo dejó de cara al arco pero Carrizo remató desviado y en la segunda no pudo conectar con precisión de cabeza, tras un centro de Pereyra.

Lo tuvo Boca en el final pero increíblemente Pérez no acertó al arco y perdió el gol sobre la hora.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído