Estrés, el gran enemigo de las que buscan ser mamá

Un nuevo estudio confirmó que los nervios atentan contra la fertilidad.

Estados Unidos
No es la primera ni la última vez que los especialistas confirman lo nefasto que es el estrés para la salud, una muestra más de que los nervios pueden hacer estragos en las personas, sobre todo en algunos temas tan sensibles. Ahora, una nueva investigación llevada a cabo por la Escuela de Salud Pública y Ciencias de la Información de la Universidad de Louisville en Kentucky y la Universidad de Emory en Atlanta (Estados Unidos) ha determinado que las mujeres que sienten más estrés durante su ventana ovulatoria pueden llegar a tener hasta un 45% menos de posibilidades de concebir un bebé.

El estudio, liderado por la epidemióloga Kira Taylor, examinó a 400 mujeres de 40 años de edad o incluso menos, y registró sus niveles de estrés diarios en una escala de 1 a 4 (estableciendo que el número 1 era poco estrés y el 4 era mucho estrés), su menstruación, los métodos anticonceptivos utilizados previamente, las frecuencias de las relaciones sexuales con su pareja, así como el consumo de alcohol, cafeína y tabaco.

A lo largo del estudio, cuyo seguimiento duró hasta que las mujeres finalmente quedaron embarazadas o hasta que culminaron ocho ciclos menstruales de promedio, los expertos recogieron muestras de orina de todas las voluntarias, considerando el día 14 el momento estimado de la ovulación de todas ellas.

Según las conclusiones del estudio, que fue publicado recientemente, aquellas mujeres que se sentían estresadas durante su ventana ovulatoria eran aproximadamente un 40% menos propensas a quedar embarazadas durante ese mes concreto que durante otros meses que habían sido mucho menos estresantes para ellas. Además, en las que estaban estresadas de forma general, el porcentaje ascendía al 45%.

El efecto negativo del estrés sobre la fertilidad era clave en el periodo de ovulación y continuaba aun ajustando otra serie de valores como el índice de masa corporal (IMC), la edad, el consumo de alcohol o la frecuencia de relaciones sexuales.

El estudio pone de manifiesto la importancia del bienestar psicológico en la mujer cuando se trata de concebir, siendo tan relevante como la obesidad y el consumo de alcohol o tabaco.

El estudio ha sido publicado en la revista Annals of Epidemiology y ha obtenido mucha repercusión entre los especialistas en la materia porque confirma algo que ya se intuía. Sin embargo, la virtud de este trabajo es que especifica índices concretos, que establecen y ratifican los problemas que el estrés puede ocasionarles a las personas en determinados momentos de sus vidas.

En este estudio se analizaron los efectos negativos del estrés sobre las mujeres, pero otras investigaciones realizadas en los últimos años también establecieron que el estrés puede provocarles problemas a los hombres que quieren concebir. La cabeza, como se dice en la mesa de café, lo maneja todo. Incluso, cuando intentar ser madre o padre.

Larga lista
Alimentos que ayudan a combatirlo

Entre las maneras de combatir el estrés, además de un buen descanso y hasta un tratamiento psicológico con un analista, se puede sumar la alimentación como una buena herramienta. Hay una serie de alimentos que ayudan a combatir este mal, o al menos a apaciguarlo un poco. ¿Cuáles son? Por suerte son variados. Entre lo salado aparecen dos verduras: los espárragos y el repollo. Entre las frutas, las naranjas y los limones. Dentro de lo dulce están el yogur y los chocolates. Y por último, es aconsejable consumir avena y queso y tomar té de manzanilla.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído