Feligreses sortearon la lluvia y participaron de la misa de Tromen

El encuentro anual entre Argentuina y Chile se realizó esta mañana. Hubo almuerzo y bailes típicos.

Ni las bajas temperaturas ni la lluvia frenaron a los feligreses argentinos y chilenos, quienes una vez más, se reunieron a los pies del Cristo del Tromen en Junín de los Andes para celebrar la paz y la unión.

Bajo el lema “Unidos en una Eucaristía sin fronteras”, unas 500 personas se encontraron esta mañana frente al altar para auspiciar la misa a cargo del obispo de Neuquén, Fernando Croxatto, junto con el obispo de la diócesis de Villarrica Francisco Javier Stegmeier Schmidlin.

Enrique Flores, vice intendente de la localidad, celebró el encuentro y remarcó el hecho de que se sigue realizando año a año. “Este encuentro se ha hecho en la unión entre los dos países y eso es muy importante para nosotros”, indicó en diálogo con LM Neuquén.

El encuentro finalizó con un almuerzo a la canasta y los números artísticos de grupo de danzas típicas de cada país.

Misa Tromen

Durante el encuentro religioso que se realiza cada año, los cristianos dan gracias a Dios por la mediación de San Juan Pablo II que evitó que las dos naciones entraran en guerra por el Canal Beagle.

La misa y encuentro en el paso fronterizo Mamuil Malal surgió por iniciativa del padre Francisco Subercaseaux, quien era párroco de Pucón y misionero en la zona de la Araucanía chilena aledaña a su parroquia.

El encuentro anual tiene como objetivo reflejar la voluntad de contribuir al fortalecimiento de las relaciones de paz entre Chile y la Argentina, que en ese tiempo estaban inmersos en disputas limítrofes.

Desde entonces, las comunidades de Junín de los Andes, Curarrehue, Pucón y Villarrica, se reúnen para rezar por la paz y recordar a aquél sacerdote pionero.

Misa Tromen

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído