Femicida atacó a una joven

Había estado preso por matar a su ex y ahora agredió a una chica.

Un hombre de 40 años quedó detenido ayer por la mañana tras ser denunciado por una chica de 27, quien lo acusó de haberla agarrado del cuello. El hecho ocurrió en Bahía Blanca y no se trata de un hombre cualquiera sino de un “famoso asesino”: Pablo Cuchán, quien en 2007 fue condenado a 18 años de cárcel por haber matado a una adolescente de 15 años con quien tenía una relación.

En aquel momento, luego de muerta, el homicida quemó a la joven en la parrilla de su casa y luego la descuartizó. Según argumentó en el juicio en su contra, la adolescente –Luciana Moretti- murió a causa de una sobredosis de drogas y él, desesperado por esa situación, tomó la decisión de hacer lo que hizo. Sin embargo, un año después, la Cámara de Casación confirmó el fallo, pero le redujo la sanción. Gracias a informes favorables de buena conducta por parte del Servicio Penitenciario Bonaerense y a la falta de firmeza en la sentencia judicial, Cuchán recuperó la libertad hace tres años.

Te puede interesar...

Ayer fue una sucesión de hechos que desembocaron en su detención. Según reconstruyeron los investigadores, el hombre había participado de una fiesta que se inició en la noche del viernes de la que se fue con esta chica de 27 años, que finalmente lo denunció. Según su relato, de camino a un kiosco donde iban a comprar cervezas, él la tomó del cuello y la mujer se tiró a la calle con el auto en movimiento, lo que le provocó varios cortes en los brazos y piernas. Unos metros después, el coche terminó chocando contra un árbol.

Cuchán, que estaba al volante del vehículo, se bajó e intentó escapar del lugar caminando, pero fue interceptado a las dos cuadras por policías y agentes de Control de Tránsito Urbano de Bahía Blanca, quienes intentaron hacerle el control de alcoholemia pero como él se negó lo trasladaron –en rebeldía- a la Comisaría 1° donde también funciona la Comisaría de la Mujer: ahí la víctima formalizaba la denuncia en su contra. Como prueba, la chica agredida también acreditó una lesión en el cuello producto del apretón por parte de Cuchán que, según la joven, quiso llevarla por la fuerza. Esto último, además de las lesiones, le valió la imputación por “privación ilegítima de la libertad”. En las próximas horas, se espera que Cuchán sea indagado, además, en la Fiscalía de Flagrancia por resistencia a la autoridad, por haber intentado escapar de la escena.

De acuerdo a la opinión de los agentes de tránsito, por la actitud que mostró el acusado, en su forma de actual y en su negativa a realizarse el control de alcoholemia, se presume que iba borracho. Por esta razón, los policías le quitaron la licencia de conducir y la documentación del vehículo. Ahora la justicia deberá determinarse si la conducta (y las infracciones) que cometió ayer, hasta qué punto violan las condiciones en las que fue liberado tres años atrás. Pero, considerando que la denuncia de la chica es tan concreta como las marcas que presentó en su cuello al momento de presentarse a declarar es probable que Cuchán pueda volver a prisión.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído