Fondos buitres apoyaron los cacerolazos

Caceroleros reconocieron que mantuvieron una reunión con un grupo de presión en Brasil.

Buenos Aires (Télam) > Organizadores de las marchas contra el Gobierno aseguraron que mantuvieron una reunión en Brasil con sectores vinculados a los fondos buitres y que esos grupos de lobby de acreedores quisieron brindarles financiamiento.
Según publicó ayer el diario Perfil, Yamil Santoro, Maximiliano Mai y Lucho Bugallo, tres de los caceroleros más conocidos de las redes sociales, reconocieron el encuentro que se produjo en San Pablo dos días antes de la manifestación del 18A.
Santoro, el único que se afilió a un partido político (Unión por Todos, de Patricia Bullrich), explicó además que el vínculo para la reunión fue a través de la American Task Force Argentina (ATFA), el principal grupo de lobby de los acreedores que no aceptaron el canje de la deuda.
 
Justificación
Asimismo, sobre la reunión, Santoro intentó justificar que la ATFA representa a los tenedores minoritarios y no a los grandes fondos buitres, pero entre los miembros y patrocinantes de ese grupo, según el sitio de Internet, está Elliott Associates, uno de los fondos de Paul Singer, autor de la demanda ante el juez neoyorquino Thomas Griesa.
 
Negativa
Bugallo y Mai rechazaron haber sabido que se trataba de empresarios con ese tipo de vínculos.
Mai, el mismo que desplegó una bandera contra el gobierno desde un balcón de la Casa Rosada, dijo que Santoro lo invitó al viaje, que desconoce cómo se financió, pero que se entusiasmó con la posibilidad de viajar a conocer San Pablo.
Los caceroleros aseguraron que rechazaron el apoyo económico. “No eran muy confiables”, dijo Santoro, mientras que Mai señaló que “es algo que murió ahí, porque no nos cerraba a ninguno”.
En tanto, Patricia Bullrich aseguró que sabía del viaje, pero no la razón.

Deja tu comentario


Lo Más Leído