Fuerte cruce por supuesta contaminación del río Limay

Empleados de la planta Tronador insisten en la denuncia, pero desde el EPAS los desmienten.

NEUQUÉN
Unos dicen que la planta contamina y los otros que no. Unos son empleados del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) y los otros son quienes lo dirigen.

La novela de la planta Tronador, encargada de tratar los líquidos cloacales que llegan de buena parte de la ciudad, sumó ayer un nuevo capítulo a raíz de una invitación que realizó el presidente del EPAS, Mauro Millán a los concejales capitalinos.

A raíz de las denuncias que habían realizado empleados de la planta, algunos concejales del oficialismo pidieron informes al respecto. Millán los invitó, pero ayer fue uno solo de la oposición: Abel Di Luca (MPN). También concurrió el defensor del Pueblo, Ricardo Riva, y algunos funcionarios de la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas, Recursos Hídricos y Medio Ambiente.

Lo cierto es que Millán y los funcionarios recorrieron la planta, pero protagonizaron una tensa situación con delegados del EPAS, por la supuesta contaminación del Limay, lugar donde terminan los líquidos que allí se procesan.

Ese cruce de opiniones, que en un principio se hizo a través de los medios, ayer fue personalmente y no en buenos términos.

“Aprovechamos esta visita del defensor del Pueblo para contar nuestra verdad porque acá hay un relato cuando dicen que se trata el 100 por ciento de los líquidos que se tiran al río y de que están prontos a entregar la parte nueva de la planta Tronador”, disparó Claudio Díaz, delegado de ATE a través de Radio y Televisión del Neuquén. Antes le había reprochado personalmente a Millán el estado en el que se encuentra la planta y la delicada situación que atraviesan los empleados en cuanto a condiciones laborales.

El delegado dijo que las autoridades del EPAS “ocultan información” ya que en realidad, una buena parte de los líquidos terminan crudos en el río. “De ninguna manera se puede afirmar que se trata el 100 por ciento de lo que ingresa”, aseguró Díaz.

Millán, en tanto, desmintió los dichos del delegado gremial y que se trata el 100 por ciento de los líquidos cloacales.

“Lógicamente, por ahí hay que realizar algunas maniobras propiamente de la obra porque no nos olvidemos que esta es una ampliación que está funcionando en forma solidaria con una planta de tratamiento que está operativa y que trata el 92 por ciento de los líquidos de toda la ciudad”, aseguró a través de la misma emisora.

FRASES
“Las autoridades del EPAS ocultan la información de que hay bombas que bypasean el proceso de tratamiento y no hacen el circuito”.
Claudio Díaz Delegado de ATE
“Lo único que se logró con esa falsa información fue preocupar no sólo a los vecinos de Neuquén sino a los de aguas abajo”.
Mauro Millán Presidente del EPAS

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído