Germina el negocio de las energías verdes

Con la nueva legislación, ya se anunciaron proyectos por 2500 millones de dólares. Sin embargo, la experiencia europea indica que pueden encarecer las tarifas.

A partir de la reciente entrada en vigencia Ley 27.191 de Energías Renovables, el país debe cubrir al 8 por ciento de la matriz energética con fuentes limpias a fines de 2017, lo que impulsó los proyectos millonarios de las generadoras para abastecer a la demanda futura como también de los grandes consumidores que decidieron proveerse de sus propios recursos. Además de la legislación, el fuerte incremento de las tarifas de electricidad apuntala los nuevos negocios del mercado de la energía.
Como una aproximación del potencial del sector en la Argentina, el último reporte de la Cámara Argentina de Energías Renovables (Cader) relevó proyectos por más de 7000 MW de potencia que esperan financiamiento, y para los cuales la reglamentación de la ley y la inminente primera licitación de la 1000 MW puede resultar un punto de partida. Recientemente se anunciaron proyectos por 2500 millones de dólares y 1300 MW de potencia. Para llegar al horizonte del 8% de renovables, hacen falta 5 mil millones de dólares y 3000 MW.

En ese camino, el más reciente de los anuncios es el que realizó la productora de aluminio Aluar, que invertirá alrededor de 400 millones de dólares para generar energía eólica por 200 MW en el área ubicada entre las ciudades de Puerto Madryn y Trelew, en la provincia de Chubut.

Aluar tiene un consumo eléctrico de casi 7 millones de megavatios hora por año, por lo cual contar con su propia generación a partir de fuentes limpias no sólo le permitirá ganar autonomía de las restricciones energéticas sin también garantizar la provisión de un factor crítico para su producción a un costo bajo su control.

Nación dispuso un fondo de $12.000 millones para no renovables.

También en Chubut, la petrolera YPF acaba de confirmar la construcción del Parque Eólico Manantiales Behr, que dispondrá de una potencia de 100 MW y demandará una inversión de 200 millones de dólares, lo que le permitirá abastecer de energía a sus operaciones en el Golfo de San Jorge y sumar potencia al Sistema Argentino de Interconexión (Sadi).

Como parte de un proceso de diversificación del negocio energético al que apunta la petrolera, el proyecto contará con 30 aerogeneradores, el montaje de una Subestación Transformadora (SET), el tendido de una Línea Aérea de Transmisión de 132 KV (alta tensión) para conexión con el SADI, y una salida en 35 KV -media tensión- para distribución al yacimiento.

1,8 por ciento de la matriz energética del país corresponde a fuentes renovables.

Otra de las grandes empresas que incursiona en la generación de renovables es la estadounidense Dow, que anunció la construcción de un parque eólico en Río Negro por 123 millones de dólares para desarrollar 65 MW y asegurarse la energía en sus complejos productivos de Bahía Blanca, Puerto General San Martín, Zárate, Colón y Venado Tuerto.

El emprendimiento, que llevará adelante con la estatal Invap, estará localizado en Cerro Policía, 50 kilómetros al sur de la localidad de Villa El Chocón, con una primera fase que implicará una inversión de 50 millones de dólares para instalar cinco molinos que brindarán los primeros 15 MW de potencia, mientras que la segunda fase alcanzaría 50 MW con otras 20 turbinas.

En lo que fue anunciado como uno de los mayores emprendimientos eólicos de la Argentina, Pampa Energía confirmó la construcción de dos parques por 200 MW de potencia con una inversión inicial de 400 millones de dólares, en inmediaciones de la ciudad de Bahía Blanca, con lo cual ingresará al negocio de las fuentes sustentables y ampliará su posición en generación, transmisión y distribución.
La localización del parque se explica por estudios previos sobre el potencial eólico de la región, pero también por la cercanía a la central termoeléctrica Luis Piedrabuena, de la cual Pampa es propietaria; a la infraestructura ya existente en la región y la proximidad del Polo Petroquímico Bahía Blanca, que representa un potencial de alta demanda de energías renovables.

La mayor de las inversiones anunciada en los últimos meses, es de la empresa Genneia que destinará 500 millones de dólares para desarrollar obras por más de 250 MW, lo que implica la construcción la construcción del Parque Eólico Madryn mediante dos módulos sucesivos de 50 MW y otros tres que sumarán 120 MW más.

Además, la empresa expandirá el Parque Eólico Rawson de 77 a 100 MW, para consolidar el que en la actualidad es el generador más grande que opera en el país y que ya aportó la cifra récord de 1.150.000 MWh, el equivalente a un ahorro de 238 millones de dólares en importación de combustibles y la emisión de 782.000 toneladas de CO2.

Pero otro gigante asoma en la meseta chubutense, en las inmediaciones de la comuna de Gastre, bajo la inversión de la empresa china Sinowind Technologies de unos 425 millones de dólares para la construcción de parque eólico El Angelito, en el que se proyecta alcanzar los 200 MW mediante la instalación de unos 80 molinos de 2,5 MW.

Con un plan de ejecución de 24 meses que ya empezaron a correr, se prevé aprovechar la proximidad de las líneas de 330 KV Futaleufú-Madryn, para lo cual se sumará una Estación Transformadora para la conexión y desde allí abastecer de energía a las localidades lindantes de Gastre, Gan Gan, Paso de Indios y Los Altares.

También con financiación china, pero en la provincia de La Rioja, la compañía Power China anunció la aprobación de un crédito de 300 millones de dólares del Banco Estatal de aquel país para financiar la ampliación del Parque Eólico Arauco, y alcanzar unos 150 MW de potencia en la provincia, lo que se suma a otras fuentes de financiación ya previstas y anunciadas.

Parque Arauco es una empresa cuyo 75 por ciento de participación pertenece al gobierno de La Rioja y el 25 por ciento restante a la empresa estatal Enarsa, y los 300 MW anunciados en esta etapa son parte de los 600 proyectados a desarrollar en eólico de un total de 1300 MW en distintas tecnologías renovables.

Otros proyectos de menor envergadura suman en conjunto unos 150 millones de dólares, el más avanzado de ellos es la instalación del nuevo parque eólico en la localidad chubutense de Camarones, a través de la empresa 3GAL, con una capacidad de 26 MW y una inversión que ronda los 70 millones de dólares.

Finalmente, en proximidades de la pampeana General Acha, en la zona La Banderita, la empresa alemana ABO Wind Energías Renovables SA también proyecta su parque eólico de 40 MW por unos 80 millones de dólares.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído