Huiliches no tiene paz por un desborde de cloacas

Desde hace un año, en el barrio conviven con el mal olor. Dicen que el EPAS no les da solución.

NEUQUÉN
Los vecinos del barrio Huiliches están cansados de convivir con efluentes cloacales en la puerta de sus casas. Es que hace aproximadamente un año que desde las tapas de los alcantarillados brota el agua.

Daniel Pivetta vive en Rufino Ortega y Salto Grande, una de las esquinas más perjudicadas. "A veces a la mañana está todo perfecto, pero al rato colapsa y empieza a largar de nuevo", explicó.

"Esta esquina tiene tres tapas de alcantarillado y a veces pierden al mismo tiempo", agregó indignado.

Es que los vecinos han llevado su reclamo al EPAS (Ente Provincial de Agua y Saneamiento), pero desde el organismo les responden que para hacer las obras necesarias requieren "más presupuesto".

"Esto es un foco infeccioso y en los días de calor no se puede vivir por el olor que hay", protestó Pivetta. "Estas redes son inestables porque las hicieron en 1970 y tienen capacidad para funcionar para una cantidad de gente acorde a la de aquella época", expresó.

En la esquina de Rufino Ortega y Nogoyá hay otra tapa de alcantarillado que cuando despide efluentes cloacales agrava el problema. Debido a la pendiente de la propia calle se forma un río que desemboca en Belgrano y afecta la actividad de esa zona comercial.

En una de las veredas hay escombros que quedaron acumulados de una obra que se hizo y los vecinos los utilizaron para formar un camino que les permita sortear el río y cruzar la calle con normalidad.

"A veces hasta tenemos que tener cuidado de no pasarle cerca a la calle, porque los autos vienen rápido y te salpican todo", expresó.

Según explicó Pivetta, el EPAS abrió un expediente (275B/2016) en el que se detalla la situación del sector. Sin embargo, no recibieron ninguna solución por el momento.

"Vinieron con una pizarra y un puntero láser a explicarnos cómo funcionan las redes en el barrio, pero no hubo ninguna respuesta concreta", puntualizó el vecino, indignado.

En tal sentido, recurrieron a la Defensoría del Pueblo para tratar de encontrar alguna solución. "Tengo entendido que el abogado está entrando en curso, esperemos que nos puedan ayudar", concluyó Pivetta.

FRASE
"No se puede vivir con un foco infeccioso en la puerta de tu casa. Durante los días de calor no se puede estar por el olor que hay".
Daniel Pivetta Vecino del barrio Huiliches

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído