Intendente juntó la basura por un paro de estatales

Los recolectores están de huelga y el jefe comunal los reemplazó.

Córdoba.- Los vecinos se miraban y no podían evitar codearse entre ellos. “¿Es él?”, preguntaban. Sí, era él. José Luis de Lucca, el intendente de la localidad cordobesa de Villa del Totoral, juntaba la basura de las veredas y de los canastos y la tiraba adentro de un camión, ante la mirada perpleja de los vecinos. Hacía, ni más ni menos, que el trabajo de un recolector de residuos. Y lo hacía junto a otros miembros de su gabinete quienes también, con guantes y buena cara, juntaban las bolsas para paliar el problema que está viviendo la comuna: el paro de los trabajadores estatales por reclamo de mejoras salariales, que incluye a los recolectores de residuos.

Guantes y a laburar

Despojado de cualquier “complejo de divo”, el jefe municipal se calzó los guantes y se subió al camión para levantar de las veredas la basura acumulada tras la medida de fuerza. Lo acompañaron el secretario de Gobierno, Eduardo Brusadín, y el de Obras y Servicios Públicos, Diego Bernabey, entre otros funcionarios y empleados que no adhirieron al paro de actividades.

De Lucca, representante del Frente para la Victoria, se encuentra a cargo de este distrito ubicado 81 kilómetros al norte de la ciudad de Córdoba (capital de la provincia) y que cuenta con unos 8500 habitantes. Es el intendente de esta localidad desde diciembre del año pasado, cuando asumió el cargo tras haber superado en las elecciones por apenas 62 votos a la coalición Cambiemos, conformada por el PRO y la Unión Cívica Radical.

Hace unos días, De Lucca se refirió al conflicto y aseguró: “Esta situación de crisis no es exclusiva de Totoral y golpea a todos los municipios por igual. La prioridad es cuidar el empleo de todos y cada uno de ellos. Pero tampoco se puede dejar sin servicios esenciales a los vecinos que nada tienen que ver con este conflicto”.

Los trabajadores reclaman un incremento salarial, una mejora de las condiciones laborales y la regularización del personal contratado.

El mandatario municipal mantiene contactos con autoridades del gobierno provincial con el propósito de gestionar ayuda para destrabar el conflicto y normalizar la prestación de ese y otros servicios. Mientras, los trabajadores, representados por la Federación de Empleados Municipales de la Provincia de Córdoba, amenazan con profundizar la medida si no obtienen una respuesta satisfactoria a sus planteos.

8500 habitantes tiene Villa del Totoral, ubicada 81 kilómetros al norte de Córdoba.

Los trabajadores buscan mejoras

Luego de una multitudinaria manifestación en el centro de la ciudad de Córdoba, los trabajadores del Estado ratificaron que continuarán con las medidas de fuerza en caso de que no se destrabe el conflicto que los tiene reclamando una suba en los salarios. Pero no sólo en la capital (y en Villa del Totoral) se sintió la huelga. En Villa María, por ejemplo, aprovecharon y sumaron otros reclamos: “No al cierre de la Fábrica Militar. Reactivación ya”, decía el cartel con el que ayer encabezaron la manifestación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído