Juntos: el hombre más alto y la mujer más pequeña

Él es un campesino que mide 2,43 m; ella, una gran actriz de 62,8 cm.

Egipto. El hombre más alto del mundo y la mujer más pequeña se encontraron en Egipto para una inédita sesión de fotos frente a las pirámides. Allí jugaron constantemente con las distancias, las medidas y las impactantes diferencias de sus cuerpos.

En una iniciativa del gobierno de Egipto para promover el turismo en aquel país, se decidió armar esta inusual movida marketinera: convocar a la india Jyoti Amge y el turco Sultan Kösen, ambos poseedores del récord Guinness por su incomparable estatura, aunque absolutamente opuestas.

La idea no falló y las fotos rápidamente se difundieron en las redes sociales levantando comentarios y sorpresas en cada rincón del planeta. Es que el campesino de 35 años es una de las diez personas que han superado de forma comprobada la estatura de 2,40 metros.

Su medida de 2,43 metros de altura lo hizo dueño, en 2011, del récord de estatura que hasta ese momento estaba en manos del chino Xi Sun. Además, por si fuera poco, Sultan posee las manos más grandes del mundo. El hombre sufre de acromegalia, un trastorno causado habitualmente por un tumor en la glándula pituitaria que exacerba la producción de la hormona del crecimiento. Hace un tiempo, su récord era un problema y un verdadero riesgo. Pero logró detener su crecimiento hace dos años con un tratamiento hormonal que salvó su vida, ya que su esqueleto no iba a poder sostenerlo si seguía creciendo.

Jyoti Amge nació en Nagpur, en la India, en 1993 y mide 62,8 centímetros. Ella también obtuvo el récord en 2011, luego de cumplir 18 años. Actualmente trabaja como actriz, y en 2012 fue anfitriona de un popular programa de TV en su país. En 2016 estuvo en Argentina visitando el living de Susana Giménez.

Esta enorme diferencia entre ambos causó sorpresa entre los visitantes que se acercaron a la pirámide de Guiza, donde se encontraban los dos para promocionar el monumento y el país en general. El evento no había sido anunciado, ya que la idea era que los turistas y curiosos no entorpecieran las tomas. El objetivo se cumplió, ya que las imágenes de estos dos polos opuestos dieron la vuelta al mundo y, por ellos dos, Egipto volvió a estar en boca de todos.

Ambos son dueños del récord Guinnes. Egipto los reunió en las pirámides para promocionar el turismo en su país.

El niño más obeso volvió a caminar

Sólo 10 años tenía Arya Permana cuando se hizo conocido. Era el niño más obeso del mundo y su salud preocupaba a todos en la aldea de la isla indonesia de Java, donde vivía. No podía sentarse por sus propios medios, mucho menos levantarse y caminar. Pesaba 200 kilos y parecía condenado. La reacción de sus padres fue a tiempo. En abril del año pasado decidieron que no había otra opción más que hacerse cargo del problema que también afectaba a la economía familiar, ya que por el alto costo de alimentarlo habían agotado sus ahorros. Una dieta estricta limitada en azúcar y carbohidratos y una rutina de ejercicios lograron que Arya fuera equilibrando su peso. Además, lo sometieron a una cirugía de banda gástrica. Poco menos de un año después el niño que hoy tiene 12 años se encuentra totalmente renovado. Sus padres comentaron que antes Arya “sólo comía y dormía”, ahora puede disfrutar de ir caminando a la escuela e incluso volvió a jugar con sus amigos. Un rotundo cambio de vida tras perder 70 kilos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído