La burocracia frenó el refuerzo para el transporte

Pehuenche todavía no puede hacerse cargo de los ramales.

Neuquén.- Los cambios en el transporte público de la ciudad aún no se concretan. Aunque estaba todo listo para que la empresa Pehuenche comience a realizar los recorridos de la zona este desde el 1º de julio, algunos contratiempos retrasaron los anuncios y, por el momento, Autobuses Santa Fe sigue a cargo de en los ramales 3, 18, 401 y 404.

Algunos problemas administrativos y otros que se hablarán en una reunión que se realizará mañana entre la empresa, el Municipio y la UTA demoraron este proyecto que tiene como principal objetivo reforzar los recorridos del oeste a través de las unidades que se liberarán del este.

El secretario general de la UTA Neuquén, Néstor Belmúdez, dijo ayer que este retraso que hubo no tiene que ver con un conflicto gremial, sino con “un problema que la empresa debe resolver con el Municipio”.

“Nosotros representamos a los trabajadores. La primera vez que se sumó Pehuenche no hubo problemas y nosotros incorporamos a los choferes. Pensamos que ahora iba a ser lo mismo y vamos a velar para que esto se cumpla. La fuente laboral se sigue manteniendo. No sé por qué cambiaron de parecer”, dijo el dirigente de la UTA al referirse a las versiones de que la empresa Autobuses Santa Fe quiere pasar sus empleados a Pehuenche para que hagan los recorridos del este.

“No hay conflicto”

Sobre el tema, el subsecretario de Transporte y Tránsito, Fernando Palladino, aclaró que el Municipio firmó un convenio con Pehuenche y otro con Autobuses Santa Fe y que se deberán cumplir tal cual lo dice la letra del acuerdo.

“Es el mismo convenio que se firmó el año pasado, no hay posibilidad de que haya conflicto. Está bien claro en el convenio que todas las líneas del este que pertenecían a Indalo pasan a prestar servicio al Pehuenche. Y esas de Indalo irán al oeste. Eso se debe cumplir”, dijo el funcionario.

“Tanto las unidades como los choferes pasan a prestar servicio en el oeste de la ciudad. No hay conflicto. Si no, no haríamos este cambio porque la idea es mejorar los recorridos”, añadió Palladino, y agregó: “Entendemos que cada empresa tiene su forma de trabajar. No se puede modificar porque está aprobado por decreto”, explicó Palladino.

Subsidio y SUBE

El funcionario municipal aclaró que el problema del atraso tuvo que ver con los subsidios y la tarjeta SUBE. Por un lado, contó que viajó a Buenos Aires para dialogar con las autoridades de la CNRT para que no se saquen los subsidios que tenía Indalo en las unidades del este.

“Pensaron que se daban de baja y querían sacarlos, por eso viajamos a Buenos Aires, pero los recorridos se mantienen en el oeste, y lo que buscamos es que se sostengan para esa zona. El año pasado se dio la misma situación y no hubo problemas”, relató.

“Estamos esperando que la CNRT le mande la información a Nación Servicios para que se modifique el software y sea Pehuenche la que cobre por esos viajes y no Autobuses Santa Fe”, dijo el titular de Transporte y Tránsito del Municipio.

También aclaró que faltaban algunos trámites con la tarjeta SUBE para que pasen a Pehuenche y dejen de ser de Autobuses Santa Fe: “Estimamos que en breve va a estar todo y se van a iniciar los nuevos recorridos”, cerró Palladino.

Los costos, otra vez en el debate

En la sesión de este jueves en el Concejo Deliberante tomará estado parlamentario un proyecto de ordenanza presentado por Libres del Sur, que pretende volver al recinto las discusiones sobre la metodología de costos del boleto y dejar en manos de los ediles la palabra final sobre los aumentos del pasaje de colectivo.

El proyecto, que llegará con un despacho que tiene cuatro firmas, se tratará formalmente el jueves posterior a las vacaciones de invierno y, por el momento, cuenta con el aval de los concejales del MPN, Propuesta Ciudadana y Libres del Sur, por lo que tendría la mayoría necesaria para convertirse en norma, aunque desde el Ejecutivo ya se adelantó el rechazo a que la discusión de los aumentos del boleto vuelva al Concejo.

“La posibilidad del Ejecutivo de aumentar el boleto por decreto configura un cheque en blanco y colisiona con el artículo 67, inciso 18 de la Carta Orgánica, que establece que es facultad del Concejo Deliberante aprobar o no las tarifas de los servicios públicos.

Cuando la decisión pasó por el Concejo, los concejales no dilatamos los tiempos sino que tomamos la decisión política de que a esa empresa, con esa calidad de servicio, no ameritaba otorgarle un aumento”, explicó Mercedes Lamarca, concejal por Libres del Sur e impulsora de la propuesta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído