La Calera: Añelo se prepara para otro boom en shale gas

Pluspetrol presentó el informe ambiental para hacer 183 pozos. En abril podrían inyectar las primeras moléculas de gas. El objetivo es producir 10 MMm³ por día, pero todo está sujeto a los subsidios y a terminar un gasoducto.

POR ADRIANO CALALESINA / adrianoc@lmneuquen.com.ar

La Calera, el área que es la promesa de desarrollo del nuevo Añelo, se prepara para los primeros ensayos en su piloto de cara a ingresar en el plan de incentivo a la producción de gas no convencional.

Hace unos días, representantes del bloque operado por Pluspetrol, que tiene como socia a YPF, hicieron la presentación del pan ambiental para desplegar unos 183 pocos en 61 locaciones, en un área en la que aún está todo por hacer en la denominada “zona caliente” de Vaca Muerta. La vara es alta: producción de unos 10 millones de metros cúbicos al día de gas no convencional, algo que generará un movimiento económico sólo comparable con lo que fue el yacimiento Loma Campana en 2014. Por ahora, el escollo a vencer en el área es la falta de gasoductos para evacuar la futura producción, ya que los 183 pozos que se plantean como objetivo podían medirse sólo con lo que genera Tecpetrol en el yacimiento Fortín de Piedra.

De acuerdo con fuentes del sector consultadas por +e, en abril podría terminarse una parte del gasoducto que construye Transportadora Gas del Sur SA (TGS) en Vaca Muerta y que pasa por 11 áreas potencialmente ricas. Una de ellas es La Calera, que podría estar inyectando las primeras moléculas de gas para esa fecha. Por ahora hay dos equipos perforando en las locaciones, en los inicios de la etapa piloto del proyecto global.

MAS-E-pieza-p02-modelo-perforacion.jpg

Es por eso que Pluspetrol presentó la semana pasada el informe de impacto ambiental a vecinos de Añelo, ya que el yacimiento está cerca de la localidad. Pretende en unos meses tener la licencia ambiental para poder operar el piloto y analizar el rendimiento para pasar a modo factoría. El debate reciente de cómo quedará el subsidio hizo que las compañías mantuvieran sus recaudos en la etapa piloto.

La empresa presentó a la Subsecretaría de Ambiente el Plan de Gestión Ambiental para minimizar el impacto en el área, ubicada a pocos kilómetros de Añelo y espera que en unos meses logre tener la licencia que le permita pisar el acelerador con el piloto.

La Calera está en una zona preferencial de Vaca Muerta, ya que en el extremo sureste está pegada al río Neuquén, por lo que puede ser la punta de provisión de agua para fracking de la zona de producción caliente. De activarse esa área, se prevé que el movimiento económico en Añelo reactive el parque industrial municipal, con servicio a la mano, y que haya un nuevo veranito en la economía regional.

El desarrollo del área -que tiene 230.000 hectáreas- implica la construcción de un acueducto de unos 20 kilómetros para la transferencia de agua para fractura. También está previsto construir unos 115 kilómetros de caminos principales e internos en toda el área, más una planta de procesamiento centralizada.

La Calera está expectante de cómo se desarrolle el nuevo subsidio al gas para pisar el acelerador en el piloto de la zona caliente de Vaca Muerta.

El yacimiento La Calera terminó de producir en marzo de 2018 y apenas sacaba fluidos marginales. Nunca fue un área que haya contribuido. A tal punto que, según los datos de la Secretaría de Energía de la Nación, producía unos 40 barriles de petróleo por día y entre 2500 y 3000 metros cúbicos de gas por mes. Y en la ventana de gas generó unos 2600 metros cúbicos el año pasado, un numero inexistente dentro de los rangos de producción en la industria.

Pluspetrol consiguió el año pasado la concesión de La Calera por 35 años, con una promesa de inversión en etapa piloto de 180 millones de dólares hasta alcanzar unos 2200 millones, luego de pasar a desarrollo masivo en el área. El proyecto fue pensado en su momento para ingresar al primer Plan Gas del gobierno nacional, con un inventivo a la producción convencional de 7 dólares por millón de BTU. Era un margen atractivo para las operadoras y los planes de inversiones. Dentro de un mes, las empresas tendrán que renovar los planes por lo que se conocerá finalmente cuáles serán los objetivos de Pluspetrol dentro de este contexto.

MAS-E-pieza-p03-operaciones.jpg

Es que el escenario cambiante de los últimos meses hizo que ahora la Secretaría de Energía de la Nación vuelva a poner los nuevos valores de precio subsidiados, con un recorte en determinado valores de producción. Pero el borrador aún está en discusión.

En La Calera está todo por hacer: caminos, baterías, plantas y pozos para sacar el nuevo gas de Vaca Muerta. Las empresas de servicios ya están poniendo la mira en el yacimiento que es la nueva promesa del no convencional, más allá del contexto.

Las operadoras saben que tiene una ubicación preferencial y que los estudios geológicos son favorables para la explotación del no convencional. El tiempo dirá si el proyecto es otro boom para el nuevo Añelo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario