La ciudad del shale: cómo es el proyecto que puede cambiar a Añelo

Petroleros Privados abrió el juego a un fideicomiso de 557,6 millones de dólares para hacer casas y galpones en el parque industrial y la Ciudad Sanitaria.

POR ADRIANO CALALESINA /adrianoc@lmneuquen.com.ar

Añelo ya casi no se llama Añelo. Desde que estatizó YPF en 2012, Vaca Muerta es el sello con el que se conoce a toda la zona, en las inmediaciones del boom del shale. Pero un proyecto privado millonario puede devolverle el espíritu de cuidad a ese antiguo pueblo de pastoreo.

Se trata de un fideicomiso lanzado por el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, a cargo de Guillermo Pereyra, para desarrollar un proyecto urbanístico familiar, industrial y sanitario, desde la barda hasta el río Neuquén en lo que se denomina el Nuevo Añelo.

La inversión del fideicomiso, de aportes del sindicato y abierto a distintos privados se calculó u$s 557.689.278. Los empresarios tendrán una renta después de la inversión y prestaciones sanitaria. Las entidades recibirán valores representativos de deuda que cotizarán en el mercado a diferentes plazos y en moneda extranjera, a través de un fideicomiso administrado por el Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE).

Las familias trabajadoras petroleras de Vaca muerta podrán acceder no sólo a una vivienda, sino formar parte de una nueva trama urbana, con más escuelas, servicios y espacio de recreación, que hoy son más limitados. Podrán acceder a un inmueble mediante créditos UVA.

El modelo de desarrollo, entre el sindicato y los privados, nace de la necesidad de potenciar el corredor petrolero, adaptarlo a Vaca Muerta, pero con las necesidades inmobiliarias y sanitarias que necesita la nueva etapa de Añelo.

EP-p09-pieza.jpg

El desarrollo urbano de Vaca Muerta implica la construcción de 240 viviendas unifamiliares (960 habitantes), 513 unidades dúplex (2064 habitantes) y1100 departamentos multifamiliares (4400 habitantes). Cada vivienda tendrá un superficie de 90 m².

El proyecto respeta los lineamientos deñ Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en su momento. En su programa ICES para Añelo, estableció obtener la sustentabilidad ambiental, social y económica para la ciudad, con una densidad de 167 habitantes por hectáreas para el 2024.

Añelo hizo su Master Plan para desarrollarse mientras el mundo miraba con buenos ojos a la segunda reserva de gas no convencional del planeta. Pero en ese marco de visibilidad, la ciudad pretende reciclarse, no sólo de la mano de los fondos de responsabilidad social de YPF y Chevron, por la explotación de Loma Campana, sino también del gobierno provincial, Nación y el grupo de inversores privados del fideicomiso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario