La designación del defensor del Pueblo es una incógnita

Hace 10 años que la Provincia debería tenerlo y nunca se nombró.

Alfredo Enrique

enriquea@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- La Legislatura procurará esta semana encontrarle la vuelta a la forma en que designará al defensor del Pueblo de la provincia, un instituto previsto por la Constitución hace 10 años que nunca fue habilitado, tal vez porque se trate de una figura que suele molestar al poder cuando sus excesos u omisiones perjudican a los ciudadanos.

La necesidad de que la Provincia tenga un defensor lo impone la circunstancia. Quedó demostrado que cuando se trabaja bien, la que gana es la gente. Por ejemplo, en la defensoría de esta capital aumentaron 700 por ciento los pedidos de vecinos que no tienen quién los ayude y en la Justicia nunca perdió un juicio. En la provincia no es casual que el defensor brille por su ausencia. La media docena de proyectos que fueron presentados se toparon con la falta de interés político de los funcionarios de turno, al tiempo que los pedidos de asistencia de diversas localidades a la defensoría de Neuquén aumentan cada día pese a que excede a su competencia.

Debate: La semana pasada la Legislatura decidió que se nombrara una comisión para tratar el tema.

La semana pasada la Legislatura resolvió crear una comisión que se encargará, con ayuda de asesores, de sistematizar un trabajo que permita establecer criterios para la designación del defensor, cómo deberían postularse y cómo explicarían sus proyectos en caso de que consigan ser nominados. Con las creaciones de comisiones nunca se sabe, como decía Juan Perón, es la forma más efectiva de que todo quede como está. En la cámara hay dos iniciativas: una es del gobierno provincial y la otra, del bloque del Frente Renovador. Para la ocasión se desempolvaron los proyectos que fueron enviados luego de la reforma de la Constitución del 2006 y que tuvieron un inexorable destino de archivo.

¿Qué dice el artículo 265 de la Constitución respecto de la Defensoría? Sostiene que es un órgano independiente instituido en el ámbito del Poder Legislativo, que actúa con plena autonomía funcional sin recibir instrucciones de ninguna autoridad y con autarquía financiera. Refiere que su titular es designado y removido por la Legislatura con el voto de los tres quintos de la totalidad de los miembros. La designación se hace entre aquellos postulantes previamente inscriptos. Goza de las inmunidades y privilegios de los legisladores y percibe la misma retribución que no puede ser disminuida.

Además, dura en su cargo cinco años y no puede ocuparlo nuevamente. Su misión es la defensa y protección de los derechos humanos y demás derechos, garantías e intereses tutelados en esta Constitución, en las leyes que en su consecuencia se dicten y en la Constitución Nacional ante hechos, actos u omisiones de la Administración, y el control del ejercicio de toda función administrativa pública, sin que resulte menester que medie una afectación directa e inmediata de derechos fundamentales, explica.

Y puntualiza que tiene el deber de investigar aquello que, siendo de su competencia, llegue a su conocimiento. Puede también actuar ante la administración de los municipios que lo requieran por no tener defensor del Pueblo.

Con la actual composición de la Cámara de Diputados nadie podría imponer un candidato afín, sino que deberán negociar y buscar consenso. Los interrogantes que inevitablemente surgen es hasta dónde estarán dispuestos a actuar los candidatos cuando se toquen intereses del poder, cuán cerca de la gente estarán dispuestos a estar y cómo se posicionarán ante los frecuentes abusos de poder, tanto en el sector público como en el privado.

Dos que ya funcionan a pleno

Neuquén Capital y San Martín de los Andes tienen sus propias defensorías del Pueblo funcionando a pleno. En el resto de las localidades las cartas orgánicas municipales no incluyen la creación de este organismo y en algunos casos acuden a la Defensoría de esta capital en búsqueda de apoyo o asesoramiento para casos puntuales.

El defensor del Pueblo de Neuquén, Ricardo Riva, viene teniendo una participación activa en conflictos por terrenos en Plottier y también es consultado desde El Chañar y Piedra del Águila, donde hay interés de crear defensorías.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído