La gente desespera por el fin de las obras en Leloir

Es por el caos en el tránsito y la falta de cruces peatonales.

Francisco Carnese

carnesef@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Vecinos, automovilistas y peatones suplican por el fin de las tareas de ensanchamiento de Doctor Ramón-Leloir, a raíz de los múltiples problemas que se presentan en la zona, como el fuerte congestionamiento de tránsito en horas pico, los inconvenientes para cruzar la avenida por la falta de semáforos en varias esquinas y la incomodidad general (suciedad, escombros y desvíos) producto de una obra de gran envergadura que todavía no tiene fecha cierta de culminación, aunque se estima que será dentro de un plazo de entre 30 y 45 días.

Por lo pronto, mañana se posibilitará la doble circulación al tránsito, al quedar habilitada una de las nuevas vías de la calle Leloir en el sentido este-oeste desde la Legislatura provincial y hasta la altura del Concejo Deliberante.

Nadie duda de que todo esto resultará de fundamental importancia para agilizar el tránsito y mejorar la conectividad de la ciudad, pero lo cierto es que hoy los trastornos al pasar por allí se hacen inevitables. Al realizar un recorrido oeste-este desde Doctor Ramón, el primer inconveniente, en este caso para los automovilistas, se da en el cruce con la Avenida Argentina, ya que se genera un cuello de botella en el ingreso a Leloir. Llegando a la calle Buenos Aires las demoras se repiten por la entrada y salida de vehículos y peatones de la sede de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo). Parado con su taxi en la larga fila de autos, Carlos asegura que en horas pico las demoras para cruzar pueden alcanzar los 15 minutos. “Casi todos los días traigo y llevo gente a la universidad y lo que puedo decir es que esto es un caos”, resalta.

Cerca de la UNCo, sobre Leloir, la salida del Colegio Confluencia muestra otros inconvenientes para los chicos que quieren cruzar, algunos de modo imprudente, por el medio de la avenida. Otros, más precavidos y de manera correcta, caminan hasta la esquina para hacerlo esperando el turno que les da el semáforo. Allí, parado en la larga fila de vehículos, Pablo apunta desde su camioneta que ese trayecto lo hace todas las mañanas y que suele tardar hasta media hora para concluir el tramo que va desde la rotonda de la Legislatura hasta Avenida Argentina.

En medio de la tierra, esquivando máquinas retroexcavadoras y tractores estacionados, y tratando de subir su carrito de bebé al descanso que divide la calle en la intersección con Mendoza, Carolina lleva a su hijo de paseo. Es vecina del barrio y asegura que esa es la única manera que encontró para circular por el lugar. “Las veredas son imposibles de transitar y los autos que pasan a toda velocidad, un peligro”, describe.

A una cuadra de ahí, en el cruce de Leloir con Las Violetas, otro peatón se dispone a encarar la travesía de pasar del otro lado de la avenida. “Vengo seguido a visitar a mi mamá que vive acá. La verdad que es muy complicado esto, los autos van muy rápido y no te dan tiempo a pasar, si esto sigue así va a haber un accidente”, señala Ariel.

Llegando a la altura de la ciudad judicial se da el último foco de conflicto entre automovilistas y peatones. La actividad en ese lugar hace incesante el ir y venir de gente que trata de cruzar Leloir por donde se pueda, situación que generó la semana pasada un reclamo al Municipio de parte de los empleados judiciales.

“Para esperar el cruce de Leloir por Buenos Aires se llega a formar una fila de hasta 80 autos. Esto es un lío que hay que solucionar”.Carlos. Chofer de taxi que trabaja en la ciudad

“Hay que tomar medidas, como crear sendas peatonales, poner señalización y un semáforo. Hoy se hace imposible cruzar la avenida”. Cristian. Abogado, trabaja en el Poder Judicial

“Vivo a cuatro cuadras de Leloir y esto es un peligro para los peatones porque no hay por donde pasar, los autos son un peligro por la velocidad en que circulan”. Carolina. Vecina del sector que está en obras

Prometen la instalación de semáforos

El director municipal de Tránsito, Facundo Churrarín, aseguró que mañana comenzarán las tareas para la instalación de un semáforo peatonal en el cruce con la calle Doctor Castro Rendón y que se está evaluando la posibilidad de colocar otro en la calle Entre Ríos, a la altura de la ciudad judicial.

Respecto del nuevo trayecto que se habilitará desde la Legislatura en sentido oeste, el funcionario explicó que se harán trabajos de prevención con personal de tránsito, dado que a la altura del Concejo Deliberante la calzada se vuelve a angostar al ser de una mano.

“Pedimos colaboración y paciencia, sabemos que este tema está trayendo algunos inconvenientes, pero todas las obras son así, es parte del avance de la ciudad”, indicó el funcionario.

Sigue la pelea por la calle en la UNCo

De forma paralela a la obra en Leloir, existe un tema conflictivo que también se relaciona con la circulación en la zona, que es el proyecto del intendente Horacio “Pechi” Quiroga de abrir la calle Libres Pensadores, que hoy sirve de circulación interna en el predio que ocupa la Universidad Nacional del Comahue (UNCo). La casa de altos estudios, a través de su rector, Gustavo Crisafulli, ya manifestó su oposición a esta idea. De hecho, se lanzó una encuesta sobre el tema destinada a la comunidad universitaria y a cargo de la Facultad de Ciencias del Ambiente y la Salud, institución que presentó un estudio en el que se pedía el resguardo de la calle por medio de un amparo y que se evalúe la posibilidad de convertirla en peatonal.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído