La luz cara se pagará en abril

Será para las facturas del EPEN. CALF espera la aprobación municipal.

Neuquén
Las primeras facturas de luz con los aumentos por la quita de subsidios nacionales llegarán a los bolsillos de los neuquinos recién en abril. Aunque los nuevos valores se aplicarán desde del lunes que viene, el consumo de febrero se mide al mes siguiente y el reparto de las boletas a domicilio tarda varias semanas. A eso hay que agregar el plazo de vencimiento para que los usuarios cancelen su importe.

En el caso de Centenario, Senillosa y casi todo el interior de la provincia, donde la distribución depende del Ente Provincial de Energía del Neuquén, el incremento por la quita de subsidios será automático. En marzo, con las mediciones de febrero, se imprimirán las facturas que llegarán a los domicilios para pagarlas el siguiente mes.

En Neuquén capital, los plazos son los mismos, pero desde CALF aclararon que deben esperar el visto bueno del Municipio antes de aplicar las nuevas tarifas. Entonces, si el intendente Horacio Quiroga demora mucho en dar la autorización, las facturas con aumento podrían llegar a los usuarios más allá de abril, aunque es una alternativa poco probable. De todos modos, aún cuando los aumentos se concreten en mayo o junio, la aplicación igual será retroactiva a febrero.

El monto exacto que pagará de más cada familia sigue siendo una incógnita. Sólo se difundió una estimación provisoria de CALF de un 35% de aumento para el usuario medio residencial, que ayer fue cuestionada por el ministro de Energía, Alejandro Nicola.

El funcionario dijo que en el EPEN aún siguen haciendo cálculos y que, "en lo que dijo CALF no está claro de dónde sale el número, porque en cada usuario va a impactar distinto, puede ser un valor promedio pero unos van a tener más y otros menos". Agregó que, por eso, cree que hay que ser precavidos y esperar antes de informar. "El que quiera saber cuánto va a pagar de más tiene que buscar su factura de enero y sumarle lo que aparece en el renglón de subsidios del Estado nacional; eso que está en negativo hay que ponerlo en positivo", subrayó.

En tanto, el presidente de CALF, Fernando Garayo, defendió el cálculo que hicieron sus técnicos. Reconoció que se trata "de un número estimado" que puede variar entre una familia y otra, pero replicó que "es seguro que el aumento no va a ser menos del 30%".

Los 80 mil usuarios que dependen del EPEN tendrán, además de la quita de subsidios, una segunda suba del 21% que se anunció días atrás. Sobre ese incremento, Nicola explicó que "tiene que ver con la inflación y el costo de la distribución" que tiene la empresa provincial. Ese aumento afectará también a los clientes indirectos del ente en Plottier, Cutral Co, Plaza Huincul y Zapala. Remarcó que, con la quita de subsidios, el EPEN no gana nada porque cobra lo mismo. "Antes esa parte venía de lo que pagábamos entre todos a través de los impuestos y ahora lo paga directamente cada uno", dijo y aclaró que lo que hubo fue un "traspaso" del pago colectivo al individual.


Incentivo
El que ahorre tendrá rebajas

El ministro de Energía, Alejandro Nicola, remarcó ayer que la quita de subsidios a la luz vendrá acompañada de "incentivos muy importantes" para que las familias ahorren. Afirmó que tanto en Neuquén como en el resto del país "la gente está despilfarrando" la electricidad.

El funcionario explicó que quien consuma menos a partir del próximo lunes podrá atenuar la suba de las tarifas con descuentos de hasta un tercio de la factura. Precisó que, "por ejemplo, el que paga 300 pesos por mes, si ahorra entre un 10 y 20% de energía en su casa, pagará 250 pesos, un 15% menos".


En Buenos Aires
Reunión por la tarifa social

Autoridades de la cooperativa CALF y del EPEN, las dos distribuidoras mayoristas de la provincia, participarán la próxima semana de una reunión en Buenos Aires para definir quiénes serán beneficiados con la nueva tarifa social de Nación y cómo será el mecanismo para armar los listados de los que pagarán menos.

En el caso del EPEN, no existe hoy una tarifa social para familias de menos recursos, de modo que tendrán que analizar cómo incorporar esta alternativa. En cuanto a CALF, ya existe una tarifa social prevista en el contrato de concesión, con condiciones distintas a la que anunció Nación. El titular de la cooperativa, Fernando Garayo, dijo que no tienen claro si será reemplazada y que tendrán que estudiar el tema con el Municipio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído