La pobreza y la universidad

Los dichos de Vidal reflejan un desprecio a las familias que se han esforzado para enviar a sus hijos a la universidad.

Todos sabemos que nadie que haya nacido en la pobreza llega a la universidad”, dijo la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, apuntándole al corazón de miles de jóvenes y adultos que todos los días despliegan esfuerzos, eluden limitaciones para algún día concretar el sueño de recibirse en la universidad pública.

Cualquiera de nosotros conoce historias de hijos de obreros y trabajadores que se han recibido y pudieron cambiar la realidad en la que nacieron, llegando a la posibilidad de ascender socialmente. “Igualdad de oportunidades”, resumió un hombre como respuesta a los dichos de Vidal mientras leía el diario.

Te puede interesar...

Los duros cuestionamientos y fuertes críticas no se hicieron esperar, porque sus palabras reflejan un prejuicio y una soberbia de clase y, sobre todo, un desprecio hacia las familias que con un gran esfuerzo han logrado que sus hijos accedan a la educación superior.

Las universidades nacionales en el Conurbano tienen un alto índice de matrículas y, en la mayoría de los casos, un alto porcentaje de graduados que son primera generación de universitarios en sus familias.

Un 26% de los estudiantes de universidades públicas viven en territorio bonaerense y están por debajo de la línea de pobreza. Las universidades públicas se convierten en herramientas fundamentales para el desarrollo del país.

Las declaraciones de Vidal demuestran un modo de pensar respecto de que algunos sectores no tienen derecho a la posibilidad de un ascenso social. Y nos llevan a preguntarnos si para la gobernadora el conocimiento sólo es propiedad de las clases altas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído