La Sirena ya convive con los desbordes de las cloacas

El EPAS repara una pérdida desde el viernes. Quejas de los vecinos.

ANDREA DE PASCALIS
depascalisa@lmneuquen.com.ar

Neuquén
En el corazón de La Sirena desde hace casi una semana no se puede vivir del olor a cloacas que hay en el barrio. El miércoles pasado estallaron las alcantarillas y las aguas grises comenzaron a correr a borbotones por las calles.

Durante el fin de semana la saturación de líquidos cloacales fue tal, que no se podía circular, ni cruzar por la calle Armas porque el agua corría de una punta a la otra. La situación fue tal, que en algunos sectores y en el peor momento, el agua sobrepasó el cordón cuneta.

Algunos vecinos tuvieron que dejar sus viviendas y otros, sin una opción donde quedarse, usaron los sanitarios del centro comercial de calle Saavedra porque en sus casas los baños estaban saturados.

Ayer la situación no era desbordante, pero el agua que corría era mucha y seguía siendo difícil cruzar en la esquina de Lago Espejo y Armas, donde aún quedaban dos tapas abiertas que descargan una gran cantidad de líquidos cloacales en el pluvial sobre el bulevar.

“Desde la semana pasada estamos así, salía con todo y se metía por adentro. Reclamamos al 0800 pero nadie nos contesta, ahora -por ayer a la mañana- no es nada comprado con el día que empezó”, comentó Adriana, una vecina que vive a pasos de esa esquina.

“Esto pasa dos por tres, ahora no es nada, el viernes era una catarata. Por suerte no tuve problemas en el baño, pero algunos vecinos si los tuvieron”, agregó Rosa, quien también tenía en la puerta de su casa un charco de líquidos cloacales.

Desde la vecinal, su presidente Luis Forestier, dijo que el problema lo generó la obra de reparación sobre calle Lanín que dejó un cráter en medio del asfalto. “Le pusieron un tapón e hizo colapsar las cámaras sépticas en todo el sector oeste y las napas cloacales”, concluyó.

FRASE
“Hicimos los reclamos pero no tuvimos respuestas. Está todo lo que conlleva vivir con los líquidos cloacales en la puerta de tu casa, porque no es de ahora, es de siempre”
Luis Forestier Pte. de la vecinal de La Sirena

Le entraron piedras y escombros a un caño principal

NEUQUÉN
Desde el EPAS se informó que un equipo técnico trabaja desde el viernes en el lugar con el objetivo de desobstruir el colector de la calle Lanín. De esta forma, se normalizará el servicio de saneamiento en el sector afectado.

El inconveniente se registró en uno de los principales colectores cloacales de la ciudad, con cañerías de 600 milímetros de diámetro. Según se informó, la fisura de las cañerías socavó el pavimento y provocó el ingreso de materiales sólidos –piedras y escombros- a la red que obstaculizaron el transporte de los líquidos cloacales hacia la planta de tratamiento Tronador.

La situación generó los retrocesos y desbordes aguas arriba del colector en el barrio La Sirena y la consecuente queja de los vecinos de todo ese sector.

Todo listo
El equipo técnico operativo del EPAS trabajaba ayer y desde hace cuatro días en el lugar. Se estima que el inconveniente estará solucionado en el día de hoy.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído