Los artistas reemplazan a los próceres en las calles

Desde hace años, cambió la costumbre en los barrios neuquinos.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén. Los próceres deberán resignarse al mármol y las arterias de la zona céntrica. Ya nadie los elige para nombrar las calles de los nuevos barrios. Desde hace al menos una década, los neuquinos les dan la espalda a los libros de historia y geografía al bautizar el espacio urbano y se inclinan por referencias más alegres y vivaces, vinculadas al arte y la naturaleza.

En los nuevos loteos que se extienden por la periferia de la ciudad, la tendencia es nombrar las calles en homenaje a artistas contemporáneos, sobre todo cantores y poetas. También están los aficionados a la vida silvestre, que prefieren honrar a plantas y aves de la zona.

Te puede interesar...

En los pocos casos en los que todavía se escogen nombres de personas, lo más común es que sea un pionero del barrio. Prácticamente no hay propuestas para designar una nueva calle en honor a un ex funcionario o personaje destacado de la historia neuquina o nacional; mucho menos para recordar batallas y acontecimientos políticos o militares. También están en extinción las referencias geográficas, como ríos, montañas y ciudades.

El bautismo de calles más reciente fue en julio de 2017, en el sector Los Frutales de Confluencia Rural. Allí, los vecinos optaron por ampliar el cupo femenino en el espacio urbano y nombraron a sus vías internas en honor a las artistas Lola Mora, Frida Kahlo y Aimé Painé, entre otras.

Un año antes, en la Urbanización Bosch, en Valentina Sur Rural, escogieron a dos escritores para las calles que habían quedado sin identificar: Elsa Bornemann y Eduardo Galeano. Además, bautizaron un bulevar como Facundo Cabral y otro como De las Artes.

En el mismo barrio, las familias del plan 99 Viviendas nombraron sus calles en recuerdo a cantantes argentinos: Spinetta, María Elena Walsh, Cerati y Mercedes Sosa, entre otros. León Gieco también tiene su vía y en 2017 se sacó una foto debajo del cartelito nomenclador que lo inmortalizó en vida.

En el noroeste de la ciudad, los vecinos de Esfuerzo homenajearon al escritor Rafael Alberto Arrieta con una calle y también se inspiraron en aves autóctonas para bautizar otras arterias, como Las Torcazas o El Chingolo.

A unas pocas cuadras, en el sector 370 Viviendas de Valentina Norte Rural, nombraron las calles en honor a una docena de artistas argentinos. Eligieron a Alejandra Pizarnik, Norberto “Pappo” Napolitano, Marta Lynch, Fontanarrosa, Soriano y Alberto Olmedo, entre otros.

Al noreste, en Terrazas de Neuquén, llamaron a las calles según plantas autóctonas: Melosa, Quilembai, Coirón y Molle. En la misma línea, unos años antes, escogieron los nombres Alpataco, Jarilla del Río, Tomillo del Campo, Olivillo y Zampa. El barrio, además, fue pionero en llevar la poesía al asfalto, al denominar una veintena de vías internas con fragmentos de un poema de Neruda en 1992.

Y al sur, en Río Grande, inmortalizaron a Roberto “Polaco” Goyeneche y a Agustín Magaldi en dos calles tangueras que habían quedado sin nombrar.

Detrás de tanta poesía urbana, puede haber muchos motivos. Quizás sea más atractivo fijar domicilio en Juan Gelman 150 o puede que busquen identificarse con personajes más cercanos. Lo cierto es que la tendencia es cada vez más firme y hay más chances de que la próxima calle se llame Charly García que Roque Sáenz Peña.

El genial Osvaldo Soriano también está reflejado en una calle de Neuquén

Los choferes de ambulancia tienen bulevar

Las familias que viven cerca del hospital Heller decidieron homenajear a todos los choferes de ambulancia con el bautismo de un bulevar por el que siempre pasan los vehículos que llevan pacientes de urgencia al nosocomio.

Remarcaron que se trata de héroes anónimos, que merecían tener un reconocimiento en las calles de la ciudad.

Tras el pedido de los vecinos, en 2016, el Concejo Deliberante nombró De los Choferes de Ambulancia al bulevar angosto ubicado en el medio de la calle Godoy, entre Rodolfo Marín y Diego Pizarro, a pocos metros del ingreso al hospital Heller. Así, la plazoleta que homenajea a los conductores quedó en un punto estratégico, por donde pasan todas las ambulancias que trasladan a los pacientes. Antes de llegar a destino, cada chofer se topa con el rincón verde en su honor, que le recuerda la gratitud de los vecinos por su tarea.

Un hermoso y merecido homenaje para quienes trabajan diariamente salvando vidas.

Diego Maradona tiene una plaza en la zona oeste

El primer astro del fútbol nacional no podía estar ausente en la consideración de los vecinos. En 2007, varias familias de Hibepa y Esfuerzo pidieron que la calle 4 de ese sector se llame Diego A. Maradona. El Municipio no los autorizó porque la vía ya estaba identificada con otro nombre, pero accedió a recordar al Diez con el bautismo de una plazoleta.

Desde entonces, el espacio verde del sector Almafuerte, ubicado sobre Lago Viedma en esquina con Soriano, lleva el nombre de Maradona.

Al fundamentar el homenaje, los vecinos remarcaron que el futbolista obtuvo “múltiples títulos, premios y medallas” que motivaron “el orgullo y la alegría de todos los argentinos”.

Reconocimiento En distintas ciudades del país existe este tipo de reconocimiento al ex capitán de la selección nacional, aunque todavía no es masivo.

Es más que probable que cuando pase el tiempo, el ídolo del Mundial del 86 también se gane el derecho de que una calle lleve su nombre, igual que Lionel Messi u otros tantos deportistas argentinos que regalaron alegría y marcaron un punto de inflexión en la historia de nuestro país

Por ahora, el Diego tiene que conformarse con la pintoresca plazoleta ubicada en la zona oeste de la capital.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído