Los caños ya no dan más

Con las campañas a la vuelta de la esquina, el contrato de concesión del EPAS seguirá en la lista de espera.

Todo parece indicar que el municipio capitalino y el gobierno provincial no consiguen ponerse de acuerdo con el contrato de concesión de los servicios de agua y saneamiento a manos del EPAS.

Con la campaña electoral -que enfrentará precisamente al intendente Horacio Quiroga con el gobernador Omar Gutiérrez, que irá por la reelección-, casi a la vuelta de la esquina, es evidente que el asunto deberá ser resuelto a partir de las nuevas gestiones en ambas jurisdicciones.

Te puede interesar...

Ayer el Gobierno se quejó por la innumerable cantidad de inconvenientes que provocaron las constantes averías en los caños de agua y cloacas por las obras del Metrobús.

El EPAS le contó exactamente 70 roturas a su cañería subterránea desde 2017 hasta la semana pasada.

Se trata de una cantidad a todas luces excesiva y que bien podría haberse evitado si el contrato se hubiese firmado.

La tensión entre la comuna y el Gobierno cae especialmente mal en la gente, sobre todo en los vecinos a los que el agua servida o potable les llega hasta la puerta de su casa.

Pero tampoco habla bien de las autoridades el despilfarro de dinero público para hacer frente a los caprichos de no querer cerrar el acuerdo de una vez por todas. Sólo por las averías del Metrobús, el Gobierno admitió ayer que fueron necesarios 1,7 millones de pesos en arreglos.

El tema ya agotó hasta el último cartucho. El estado de las redes está virtualmente colapsado en algunos puntos de la ciudad y la situación es casi de emergencia.

Hace falta que quienes se tienen que poner de acuerdo lo hagan cuanto antes. Por el bien de los vecinos y de una ciudad que se lo merece.

LEÉ MÁS

El EPAS, duro con la Muni por las roturas provocadas por las obras el Metrobús

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído