Máxima enojó a los alemanes con un curioso vestuario

La Reina de Holanda vistió un particular abrigo que causó controversia.

Berlín
La reina Máxima de Holanda estuvo ayer en las ciudades alemanas de Erlangen y Núremberg con su esposo Guillermo, y causó cierta controversia el abrigo que empleó la monarca en su visita a Baviera, adornado con cruces de diversas formas y tamaños que a muchos les recordaron a esvásticas.

Por la mañana los reyes de Holanda visitaron la fábrica del consorcio industrial Siemens en Erlangen -en la que charlaron con un grupo de trabajadores-, vistiendo Máxima de Holanda un abrigo gris con una serie de ornamentos, algunos de los cuales fueron señalados en internet como parecidos a cruces gamadas.

El abrigo, obra del diseñador holandés Claes Iversen, era de color gris claro e incluía diversas cruces y ornamentos metálicos que fueron tildados en las redes sociales como similares a esvásticas, generando cierta polémica su atuendo.

Cambios
Por la tarde y durante su visita posterior a Núremberg, Máxima se había cambiado ya su controvertido abrigo por un sencillo y elegante vestido azul oscuro. Guillermo-Alejandro y Máxima de Holanda se encontraron en Núremberg con autoridades locales y residentes holandeses.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído