Messi más 10: sin él, equipito

Mendoza, Argentina. Jueves 2 de septiembre. Enfrente está la poderosa Uruguay con Luis Suárez en cancha.

Mendoza, Argentina. Jueves 2 de septiembre. Enfrente está la poderosa Uruguay con Luis Suárez en cancha. Lionel Messi pasa a uno, a dos, desacomoda a la férrea defensa charrúa con sus impredecibles movimientos y ¡pum!: gol de Argentina (fortuito desvío mediante). El crack del Barcelona brilla en el primer tiempo y se pone el equipo al hombro en el segundo para aguantarlo con uno menos. Final: 1 a 0. El propio crack avisa que le duele mucho el pubis y que no estará en la octava fecha. ¿Y ahora?

Bauza aprobó en materia resultados, pero a futuro deberá tratar de encontrarle la vuelta a las ausencias de Lio.

Mérida, Venezuela. Martes 6 de septiembre. Enfrente está la modesta aunque más competitiva que antes Vinotinto. Y por primera vez para el flamante entrenador, Edgardo Bauza, el desafío de jugar sin el mejor del mundo. Al final, opta por Erik Lamela para reemplazarlo. La Selección la pasa mal, llega a estar 2 a 0 abajo, pero con más orgullo que fútbol rescata un punto que deja sensaciones encontradas. Vale oro en lo estadístico y deja al descubierto una vez más la excesiva dependencia de Messi en el juego (no tanto en resultados, ya que el saldo igual es favorable). ¿Y ahora?

Ese es el aspecto en el que deberá trabajar Bauza. Argentina con Messi es un equipazo; sin él, un equipito. Lo dijo Gustavo Alfaro, entrenador de Gimnasia y Esgrima La Plata, hace pocos días a LM Neuquén: “Messi es irremplazable, cuando no está hay que apuntarle al funcionamiento”.

El Patón es de los técnicos tácticos que anteponen el sistema por encima de los nombres. La próxima, con más tiempo de trabajo y en pos de que una baja no afecte tanto el funcionamiento, deberá disimular mejor la ausencia del mejor.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído