Nene se arrastra 6 kilómetros al día para ir a clase

Conmovedora historia de un indonesio, que tiene una severa discapacidad física, pero nunca deja de ir a la escuela. Por tramos, camina con sus manos.

Un niño indonesio de ocho años con una severa discapacidad física logra cada día superar todos los obstáculos para llegar cueste lo que cueste a la escuela. Mukhlis Abdul Holik, que no puede mantenerse en pie, cubre un trayecto de alrededor de seis kilómetros hasta su escuela gateando o caminando sobre las manos, que protege con sandalias.

Sus pies deformados y sus cortas piernas no le permiten llegar más que a la altura de la cadera de sus compañeros de clase. A pesar de su discapacidad, consigue recorrer los mismos caminos pedregosos y cruzar el mismo puente de madera que los otros niños para llegar al centro, en el oeste de la isla de Java, acompañado por su madre.

Te puede interesar...

“El camino es escarpado pero todos los días consigue llegar”, explica su madre, Pipin, que como numerosos indonesios sólo tiene un nombre. “Si tenemos dinero puede tomar una moto taxi pero cuando tenemos dificultades, debe arrastrarse por el suelo. Nunca se queja, llueva o haga sol va siempre a la escuela”, agrega. Las proezas del nene causaron sensación en un país de 260 millones de habitantes y propiciaron un encuentro a principios de mes con el presidente Joko Widodo, en el Día Internacional de las Personas con Discapacidad. “Cuando nos conocimos le pedí a Abdul si quería algo”, explicó entonces el presidente en un comunicado. “Pensaba que querría un regalo pero solo dijo que quería ir a la universidad”, agregó. “Quiero ser bombero, doctor o astronauta”, aseguró el niño.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído