El clima en Neuquén

icon
10° Temp
87% Hum
La Mañana Comedor

Bronca en el oeste: entraron a robar a un comedor y destrozaron todo

Los encargados del lugar aseguraron que los ladrones son vecinos a los que asisten. Ocurrió en el comedor Quimey, del barrio San Lorenzo.

Ladrones ingresaron al comedor Quimey, ubicado en el barrio San Lorenzo de Neuquén, y provocaron destrozos después de revolver todo e intentar robar algunos elementos. Tras ser advertidos por los vecinos, tuvieron que huir abandonando el botín que tenían previsto llevarse. La encargada del lugar aseguró que los involucrados en el hecho son personas que asisten al lugar.

El nuevo episodio de inseguridad ocurrió el último domingo, alrededor de las 17, en el comedor comunitario ubicado en la intersección de las calles Avenida del Trabajador y Racedo. "Rompieron el vidrio de entrada, rompieron todas las puertas, revolvieron todo. Cuando llegamos con la Policía nos encontramos con que se habían llevado una olla con pollo, una pava eléctrica, una máquina procesadora y utensilios de cocina. Las puertas están todas rotas y llenas de sangre. Lo que no se pudieron llevar, lo rompieron", detalló Alicia Fuentealba, encargada del comedor, en diálogo con LU5.

Pero esto no fue lo único que intentaron robar: también quisieron llevarse máquinas de coser que usan para arreglar ropa donada. "La arreglamos y se la damos a los nenes que no tienen o a los abuelos. Arreglamos todo eso para la gente", contó.

ON - Comedor de Avda del Trabajador y Racedo (1).jpg

Pero los ladrones no contaban con que el ruido pondría en alerta a los vecinos, quienes dieron inmediato aviso a la Policía y a Alicia. "Los alcanzaron cuando intentaban saltar el paredón, así que dejaron abandonado todo lo que llevaban. Pero lo que más nos duele de esto es que rompieron todo y no es la primera vez que pasa esto", aseguró la mujer.

Según relató la vecina, los vecinos alcanzaron a identificar a las personas que ingresaron. "Son un adulto y un menor que vienen al comedor. Son del barrio, vienen comer acá, nosotros los asistimos también a ellos. Venimos a cocinar a las 7 de la mañana para tener todo listo", contó. En el lugar comen más de 1500 personas acá por día.

Luego de este último hecho de inseguridad, Alicia indicó que intentarán sumar seguridad para el lugar, al mismo tiempo que quieren conseguir ayuda para poder reponer los vidrios de las ventanas que rompieron.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario