El clima en Neuquén

icon
Temp
62% Hum
La Mañana Desesperación

Cerrajero en pantuflas, gritos y desesperación: ¿Qué pasó en pleno centro?

Un hecho tan increíble como dramático se vivió este miércoles por la mañana en Cipolletti.

De película. Con todos los condimentos y un final feliz. Gritos, tensión y desesperación en las últimas horas en el centro de Cipolletti, en un dramático episodio que tuvo desenlace favorable gracias a la solidaridad de un vecino cerrajero que acudió al rescate de una niña que había quedado encerrada en un auto en la puerta de un colegio mientras su madre acompañaba a su hermanito en el ingreso a clase.

La calma de las primeras horas de la tarde se vio alterada por el episodio, que también contó con la participación de otros padres y bomberos, aunque todos los aplausos se los llevó el cerrajero que en pantuflas y sin ponerle precio a su trabajo fue decisivo en esta increíble historia.

El insólito suceso ocurrió pasadas las 13 en la escuela ubicada sobre calle Teniente Ibáñez (entre Miguel Muñoz y Sarmiento). Hasta allí todo transcurría con total normalidad en el establecimiento y los padres de los alumnos iban arribando al sector para dejar a sus niños.

Gritos, desesperación y cerrajero héroe

En ese contexto, también arribó una mamá a dejar a su pequeño al colegio. Mientras ella acompañaba al nene, en el interior del auto en el que circulaban quedó su hija de un año y medio.

Con tanta mala suerte que, en milésimas de segundos, apenas la mujer bajó y dio unos pasos junto al niño, las puertas se trabaron con el seguro y la pequeña quedó encerrada.

Allí comenzó una situación dramática, no sólo para la madre de los niños, sino para otras mamás, padres y familiares que se acercaban al colegio y no podían creer lo que estaba ocurriendo. Muchos intentaron colaborar, pero fue en vano.

Por la hora, fue sumamente difícil contactarse con cerrajerías. Se llamó a Bomberos, que rápidamente llegaron al lugar, trataron de colaborar, pero, según contaron testigos ocasionales, justo apareció un cerrajero (en pantuflas) y al enterarse que había una niña, no dudo en colaborar, sacando a relucir todas sus habilidades.

Cuartel bomberos Cipolletti.jpg
Hasta los bomberos acudieron ante la desesperación de los padres.

Hasta los bomberos acudieron ante la desesperación de los padres.

Tras media hora que se hizo eterna, de acuerdo al relato de algunos testigos, el hombre logró abrir el auto. Lo hizo con un elemento que alguien le facilitó, no era parte de sus herramientas. Los vecinos que estaban allí destacaron el hecho de que no les cobró ni un peso, sólo compartir el alivio de “rescatar” a la niña, consignó el sitio Cipo360.

La pequeña estaba en perfectas condiciones, un tanto sorprendida con todo el movimiento que se generó en torno al vehículo. Fue un gran susto para la madre, emoción que compartieron otros padres y que por fortuna terminó con un abrazo entre madre e hija y el aplauso de todos. Para ellas y, claro, también para el cerrajero solidario que honró su profesión y brindó un ejemplo de solidaridad.

Triste antecedente en Neuquén

El caso, si bien es diferente, de alguna manera recuerda al del niño fallecido en Neuquén este año tras quedar encerrado en el vehículo familiar luego de ser olvidado por sus padres, según ellos mismos dijeron.

El pequeño pasó una semana internado en terapia intensiva de la Clínica San Lucas. Su fallecimiento se produjo pasadas las 20 de este lunes, horas después de que se constató la muerte cerebral.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario